AGRESIÓN

Le fracturan la muñeca tras salir en defensa de una camarera en Xinzo

El agresor amenazó a la trabajadora y destrozó parte del mobiliario del local. La Guardia Civil investiga la agresión y trabaja con la hipótesis de que el agresor, que estaba acompañado, es de Lugo

El bar en el que ocurrieron los hechos, situado en la céntrica Praza Maior de la villa.
El bar en el que ocurrieron los hechos, situado en la céntrica Praza Maior de la villa.
Le fracturan la muñeca tras salir en defensa de una camarera en Xinzo

Un hostelero de Xinzo, Fabián A.D,. de 43 años, se recupera estos días de la fractura de un hueso de la muñeca después de ser agredido por un individuo tras salir en defensa de una de las camareras del bar Trisquel de la villa a la que estaba insultando y amenazando. El presunto agresor destrozó parte del mobiliario del local y golpeó a Fabián A.D., con un taburete.

Los hechos ocurrieron sobre las once y media de la noche del pasado día 29 de noviembre aunque no fueron denunciados hasta pasado día 4 ante la Guardia Civil.

Fabián A.D. se encontraban en ese momento disfrutando de un descanso en el bar en el que había otro dos hombres que, según pudo saber este periódico, no están domiciliados en la villa.

Ambos clientes comenzaron a insultar a la camarera y "le decían cosas sin sentido. En vez de hombres, se comportaban como animales faltando al respeto de la trabajadora, insultándola y diciéndole de todo", explicó Fabián A.D.

Tras varios insultos y amenazas comenzaron a golpes con las sillas y mesas del local. La dueña del negocio les llamó la atención y les instó a salir del bar, pero ambos no atendieron a la invitación y continuaron con los insultos hacia la camarera.

El agredido, ante el bochornoso espectáculo, salió en defensa de la trabajadora y "con buenas palabras y toda la educación que se puede tener intenté mediar, pedirle que se calmaran y que no pasaba nada", relató el agredido, que en ese momento también pasó a ser blanco de los agresores. Uno de ellos lo golpeó con un taburete y le partió uno de los huesos de la muñeca de la mano izquierda, por lo que tuvo que ser atendido en el Punto de Atención Continuada (PAC).

Investigación

La Guardia Civil instruyó diligencias al juzgado por un delito de lesiones. Los agentes recabaron información el local y en la actualidad mantienen una investigación abierta con el objetivo de identificar a los dos presuntos agresores, que pudieron trasladarse ese mismo día a Xinzo desde la provincia de Lugo.

La Guardia Civil no descarta que ambos tengan antecedentes por agresiones a causa de otras peleas en negocios de la provincia.