REPORTAJE

Marcos Joga, el limiano más eurovisivo

La fiebre eurovisiva ha llegado hasta la comarca de A Limia de la mano de Marcos Joga, un gran apasionado de este festival en el que ya ha estado hasta en cuatro ocasiones

El limiano Marcos Joga con sus bufandas de Eurovisión.
El limiano Marcos Joga con sus bufandas de Eurovisión.
Marcos Joga, el limiano más eurovisivo

Marcos Joga es uno de los limianos que más sabe del Festival de Eurovisión. Lo vivió en directo hasta en cuatro ocasiones, la última de ellas, hace escasos cinco días en Lisboa. Si tuviese que enfrentarse a un examen sobre la materia lo pasaría con nota y reconoce que lo que más le gusta es la música, el intercambio de culturas y el "buen rollo" reinante. "Recordo que sempre mirabamos o programa en familia. Eu aficioneime dende a participación de David Civera no 2001, cando tiña 10 anos, e logo xa continuei con Rosa", recuerda. "Co paso do tempo coñecín a mais eurofans de Ourense e comezamos a organizar ceas para reunirnos todos e mirar o festival. Tamén facemos apostas sobre cal pensamos que será o resultado ", añade. 

El limiano asegura que siempre apostó por la representación española excepto en una ocasión, con Manel Navarro y su "Do it for your lover", que el pasado año quedó en último lugar con cinco votos del televoto de Portugal. "Nós miramos antes as cancións participantes, de feito, seguimos as finais doutros países, pero sempre apoiamos a España, aínda que opinemos que o resultado non vai a ser moi bo", explica. Y es que el limiano está convencido de que falta una implicación mayor de nuestro país a la hora de participar en este evento. "É algo que se pon de manifesto, por exemplo, nos ensaios. Este ano, Alfred e Amaia cambiaban o que facían dun ao outro, mentres que o resto dos países sempre facían o mesmo, levábano moi estudado", explica Marcos. "Sempre hai algún cambio, é normal, pero no caso de España variaba a iluminación, o vestiario, e outros moitos detalles", matiza. 


"Non daba máis de si"


A pesar de que las casas de apuestas y medios de comunicación auguraban a nuestro país un duodécimo puesto, finalmente, "Tu canción" no llegó a los espectadores europeos y la relegaron a un vigésimo tercer lugar. "Está claro que o tema era bonito, non o dubido, pero non daba máis de si para o festival, habendo o nivel e as postas en escea que había. Fixerono ben, pero alí quedou. Tendo en conta que o ano pasado gañou unha canción lenta, este ano poderían ter apostado por outro estilo ou facer máis atractiva a posta en escea colocando un piano no medio como fixeron en Operación triunfo", reconoce el eurofan. "Se finalmente fose Lo Malo a canción escollida, penso que quedaríamos algo mellor porque os eurofans o que queren é bailar e disfrutar", añade. 


Cuatro años de experiencia


Junto al de Lisboa, el eurofan limiano vivió otros tres festivales de la canción: Malmo (Suecia), Copenhague (Dinamarca) y Viena (Austria). "Da experiencia lévome todo. Eu vou a desconectar e a pasalo ben", reconoce. "Pola mañá facemos turismo e pola noite imos aos estadios. Despois sempre hai festas organizadas polos distintos países", añade. 

La fiebre del ourensano, que pertenece a una asociación nacional de Eurovisión, es tal que el mismo día que Portugal ganó el festival en 2017 ya hizo la reserva de hotel y de entradas. "Coñeces a moita xente, pásase moi ben", dice.