A LIMIA

Nace la primera asociación animalista de la comarca

Denominada Adópta-me, está ubicada en Lodoselo, del Concello de Sarreaus 

La asociación de Lodoselo acaba de recibir donaciones de material para acondicionar su recinto.
La asociación de Lodoselo acaba de recibir donaciones de material para acondicionar su recinto.
Nace la primera asociación animalista de la comarca

La comarca de A Limia contará, desde esta semana, con una asociación para la defensa y cuidado de los animales. Adópta-ME Lodoselo acaba de constituirse formalmente como la única agrupación de estas características en los 11 concellos limianos. Su fundador, José Francisco Gil, no puede ocultar su satisfacción. "Estamos muy contentos", asegura. "En los próximos días nos reuniremos con responsables del concello de Xinzo, nos han dicho que nos echarán una mano", añade.

Francisco no estará sólo en esta aventura, le acompañará su madre y otras dos voluntarias, que se encargarán de todo lo relacionado con la comunicación y gestión administrativa. "A partir de ahora podremos optar a recibir más ayudas por parte de las distintas administraciones y queremos iniciar campañas en los supermercados para recoger donaciones de pienso", dice el animalista.

En una finca de 9.000 metros cuadrados en el pueblo de Lodoselo, en Sarreaus, Francisco tiene acogidos 19 perros, dos patos, dos tortugas, un cabrito y un erizo. "Recogimos una camada de perros en el pueblo de Piñeira Seca hace unas semanas, los perros tienen sarna y estamos intentando recuperarlos", señala Francisco. "Otro de los canes estaba en una cuneta en la carretera que va de Sarreaus a Lodoselo y los últimos cuatro cachorros que acogimos, los encontramos en Nocelo. Los habían dejado abandonados en medio del monte", añade.

Francisco saca adelante su asociación con fondos propios y con algunas donaciones solidarias. "Esta semana una vecina nos ha dejado nueve sacos de pienso para perro y cinco para gato", dice Francisco. Una conocida empresa de la comarca colaboró con la asociación con tres camiones llenos de paneles de madera y azulejo para acondicionar la finca.