A LIMIA

La Veiga de Gomareite, limpia gracias a la labor ecologista

La Sociedade Galega de Historia Natural adecenta tierras abandonadas por la concentración parcelaria 

La Veiga de Gomareite, limpia gracias a la labor ecologista

Si hay personas que han demostrado, de manera desinteresada, sentir un profundo cariño por la naturaleza y la antigua Lagoa de Antela, han sido, sin duda, los voluntarios de la Sociedade Galega de Historia Natural, entidad que acaba de soplar las velas de su 45 aniversario. La asociación de defensa más antigua de la comunidad gallega eligió la Veiga de Gomareite, en Vilar de Barrio, para celebrar un pequeño festejo al que asistieron algunos de los voluntarios de la denominada Sección Antela, así como el presidente de la sociedad, Serafín González.

El evento coincidió en tiempo y lugar con una nueva fase de limpieza en este entorno, abandonado tras los procesos de concentración parcelaria y lleno de todo tipo de residuos sólidos y urbanos, así como de restos de muros y piedras. La Sección Antela lleva trabajando varios años para limpiar la zona y hacerla habitable para la ganadería en extensivo, además de atractiva para las aves -avefría y chorlitejo- que no regresaron tras la desecación de la laguna y que empiezan a hacerlo ahora.

La Sociedade Galega de Historia Natural acaba de recibir una nueva subvención de 12.000 euros procedente de Red Natura para seguir acondicionando la Veiga -la entidad gallega tendrá que abonar la cantidad correspondiente al IVA-."Le daremos un buen empujón porque, además, estamos trabajando con máquinas para poder mover esas piedras más grandes", explica Serafín González. "Elegimos Gomareite para hacer esta pequeña celebración para que la gente vea un poco lo que estamos haciendo, y cómo ha cambiado la zona desde nuestra intervención", añade el presidente de la sociedad.

Los voluntarios prevén retirar, como mínimo, 16 metros cúbicos de residuos y arreglar parte de la zona en donde están los muros de las antiguas concentraciones parcelarias. "Vamos a juntar esos muros para que no molesten a la fauna ni a las vacas", explica González.