TASAS

Las viviendas deshabitadas de Xinzo no pagarán por la basura

La corporación municipal también dio luz verde a la subida del 1,8 por ciento en el recibo del agua

Un momento del pleno celebrado ayer por la tarde en el Concello de Xinzo.
Un momento del pleno celebrado ayer por la tarde en el Concello de Xinzo.
Las viviendas deshabitadas de Xinzo no pagarán por la basura

La Corporación Municipal de Xinzo dio luz verde y por unanimidad, a la modificación de la ordenanza que regula la recogida de basura en el municipio. En este sentido y, partir del próximo día 1 de enero de 2018, los propietarios de viviendas y locales comerciales vacíos no tendrán que abonar esta tasa. La medida fue impulsada por el grupo municipal socialista de Xinzo hace un año, mediante el registro de una moción al respecto. En aquel momento, los técnicos de la administración local limiana determinaron que no era posible modificar la ordenanza reguladora "porque a lexislación vixente non permitía o demandado cambio", tal y como recuerdan desde el PSOE limiano.

No obstante, el grupo de la oposición solicitó asesoramiento técnico a la Diputación de Ourense, cuyos informes concluyeron que sí era posible modificar la mencionada ordenanza. De esta manera y, a partir del próximo año, aquellos propietarios o propietarias de viviendas y locales comerciales que no dispongan ni de suministro eléctrico, ni de agua, ni de servicio de evacuación de aguas residuales (deben darse los tres casos al mismo tiempo) no estarán obligados a ingresar la tasa de basura. Tampoco lo estarán las viviendas ubicadas a 500 metros de distancia de los contenedores urbanos.

Los interesados tendrán que presentar, en las oficinas del Concello, los informes pertinentes que acrediten que su vivienda no reúne estas condiciones de habitabilidad.

La tasa de recogida de basura en el caso urbano de Xinzo asciende a 54,04 euros al año y, en los pueblos pertenecientes al concello, a 44,95 euros. En lo que respecta a los locales comerciales, los más pequeños (de 50 metros cuadrados) abonan anualmente 69,47 euros y los más grandes (de más de 350 euros) 347,15 euros.

No hubo acuerdo entre la oposición y el grupo de gobierno en lo referente a los puntos tercero y cuarto de la orden del día, en los que se debatió aprobación provisional de la modificación de la ordenanza reguladora del suministro de agua a domicilio. En este sentido y, tras una segunda votación en la que el alcalde, Antonio Pérez, tuvo que hacer uso del voto de calidad (no se encontraba por motivos personales el edil Luis Miguel Gil), se aprobó la subida de este servicio en un 1,8 por ciento, lo que se corresponde con el incremento del IPC. A pesar de que el regidor local fundamentó esta decisión en una obligación contractual, los tres portavoces de la oposición (PSOE, Xinzo Adiante y BNG) coincidieron en afirmar que Xinzo es uno de los municipios ourensanos que más paga por este servicio y solicitaron a Pérez que renegocie las condiciones contractuales con Viaqua, la empresa concesionaria del servicio en la capital limiana.