ANÁLISIS

Xinzo camina sin rumbo

La villa limiana parece no recuperar la estabilidad que perdió hace año y medio. En apenas 48 horas ha vivido una dimisión, una renuncia y el nuevo nombramiento de un alcalde -el tecero en lo que va de legislatura-. 

De izquierda a derecha: Rafael Penabad, Elvira Lama, Rafael Rodríguez Villarino y Eva Oro.
De izquierda a derecha: Rafael Penabad, Elvira Lama, Rafael Rodríguez Villarino y Eva Oro.
Xinzo camina sin rumbo

Dicen que los grandes cambios siempre vienen acompañados de una fuerte sacudida. En el caso de Xinzo de Limia, sus habitantes vienen sufriendo a menudo, y desde hace año y medio, zarandeos políticos que parecen no conducirles a ningún lugar en concreto más que a una profunda incertidumbre. La villa, sumida en una sangría poblacional, carece de un proyecto de futuro y sus habitantes urgen al grupo de gobierno a que se ponga las pilas para recobrar, al menos, la estabilidad perdida hace meses. 

Sin apenas tiempo para recuperarse de la inesperada dimisión de Manuel López Casas y la asunción de la alcaldía -en funciones- de otro Manuel -Cabas López- Xinzo se levantaba este jueves con otra renuncia, la de Luis Veloso Rodríguez. Titular de un diario digital local, Veloso Rodríguez declinaba tomar posesión de su acta como edil "por la incompatibilidad ética de dirigir un medio de comunicación y ser, al mismo tiempo, concejal". Veloso Rodríguez añadió, además, que "lleva trabajando cinco años en su proyecto y no quería tirarlo todo por la borda". 

Elvira Lama: "Dun corrupto pasamos a unha persoa honrada que querían usar como marioneta e acabamos cun tránsfuga"

Formalizada la renuncia ante la secretaria municipal, la pelota ha pasado ahora al siguiente de la lista: Isidoro Blanco, un hombre de 86 años y vecino del núcleo de Gudes. "Nadie del partido me ha llamado todavía. Supongo que hasta que haya alguna reunión no sabré nada, además, tengo que pensármelo. Como buen gallego no digo ni que sí, ni que no", dijo Blanco al enterarse de la renuncia de Luis Veloso.

Mientras tanto, el regidor en funciones, Manuel Cabas, apenas se dejó ver ayer por la Casa Consistorial, aunque fue requerido por funcionarios y compañeros del grupo de gobierno, que no sabían de su paradero. 

Por su parte, el principal grupo opositor al gobierno popular, el PSOE limiano, daba una rueda de prensa denunciando que el PP local "fixo do Concello de Xinzo un bazar de negocios tras vampirizar a administración para os seus intereses", al tiempo que reclamaron "honradez e decencia". Rafael Rodríguez Villarino acompañó en Ourense a la portavoz socialista, Elvira Lama, y a los ediles Eva Oro y Rafael Penabad. "O novo alcalde foi do PSOE, pero logo de serlle retirada a confianza polo partido, apoiou a investidura do exalcalde condenado por corrupto coa súa abstención e agora páganlle aquel favor coa alcaldía", manifestó Elvira Lama. "Dun corrupto pasamos a unha persoa honrada que querían usar como marioneta e agora rematamos a xogada cun tránsfuga. López Casas marcha dun PP podre de intereses porque a sombra de Antonio Pérez é longa e tiránica", añadió la concejala. Los socialistas manifestaron su deseo "porque remate xa este xogo de tronos". El secretario provincial Rafael Rodríguez Villarino dijo que el concello limiano "é unha administración pública desorientada e desnortada por culpa dun PP que se reduce a unha agrupación de intereses".