LLUVIA

Los arrastres dejaron Maceda casi dos días sin agua potable

En Allariz, los análisis realizados en el agua garantizan la potabilidad, a pesar de que se mantiene la turbieza

Los arrastres dejaron Maceda casi dos días sin agua potable

El estado en el que se encuentra el caudal del Arnoia, como consecuencia del arrastre de lodo, piedra y cenizas provocado por la fuerte tormenta que cayó el pasado fin de semana sobre Xunqueira de Ambía, mantiene en alerta a aquellos núcleos de población que, aguas abajo, se abastecen del río, como es el caso de Allariz y Maceda.

En este último municipio, el alcalde Rubén Quintas reconocía que la repentina tormenta hizo que las cenizas se colasen en la red "y hemos estado hasta esta mañana sin poder utilizar el agua de la red para consumo", dijo. Tras dos intensas jornadas trabajando para restablecer el servicio, aseguró que los vecinos hoy ya podrán consumir del agua.

La turbieza del caudal también mantuvo en vilo a los responsables locales de Allariz. El teniente de alcalde y concejal de Medio Ambiente, Bernardo Varela, confirmó a última hora de la tarde que, pese a la imagen que ofrecía el río a su paso por la villa, los análisis realizados reflejan que el agua "está dentro dos parámetros de potabilidade". Varela confirmó que hoy seguirán tomando muestras, pero que mantendrán el sistema de bombeo y suministro normal porque "o tratamento que lle facemos a auga permítenos garantir a boa calidade da mesma", subrayó en un intento de tranquilizar a la población que vea salir algo turbia el agua del grifo.