ALLARIZ

Los cacos asaltan a la Policía alaricana

La provincia registraba ayer una nueva denuncia por robo. El hecho pasaría quizás desapercibido si no llega a ser por la cuantía del botín, 4.000 euros, y su víctima, la propia Policía Local de Allariz que custodia la sala de objetos perdidos de la localidad. 

Las dependencias de la Policía Local de Allariz donde se perpetró el robo.
Las dependencias de la Policía Local de Allariz donde se perpetró el robo.
Los cacos asaltan a la Policía alaricana

El cuartel de la Guardia Civil de Allariz vivía una situación anómala cuando, el jefe de la Policía Local del Concello, Antonio Puga, se personaba en las instalaciones para denunciar el robo de 4.000 euros del espacio habitual destinado a objetos perdidos. "Nadie está libre de ser víctima de un ilícito, ni la propia Policía Local", comentaba Antonio Puga, que declinó realizar ninguna declaración sobre un caso que está siendo investig ado ya por los agentes de la benemérita.

 

 

El propio jefe de la Policía Local fue el que se percató de la desaparición del dinero el pasado lunes, día 7 de agosto, en una inspección ordinaria y rutinaria de la sala donde se depositan los objetos perdidos que aparecen en el municipio. El espacio, ubicado en la planta baja del consistorio, "conta coas mesmas medidas de seguridade ca alcaldía ou o despacho do secretario", comentaba ayer el alcalde, Francisco García, parco en palabras a la hora de hablar del robo.

Entre gafas y llaves

Llama la atención la cifra de dinero sustraído de un depósito donde, generalmente, los objetos que se custodian son mayoritariamente móviles, gafas, llaves, libros y alguna que otra cartera. Sin embargo, nada más hacerse público el robo, en las oficinas municipales comentaban la aparición en septiembre de 2015 de 3.800 euros en una calle de Allariz y que, una honrada vecina de la localidad, depositó en la Policía Local. "Se hicieron gestiones con algún reclamante, pero no hubo nada que nos diera seguridad de que era el propietario", reconocía el jefe de la Policía Local. Según el Código Civil, si pasados dos años no aparece el titular, el dinero se lo quedaría la persona que lo halló.

Preguntados por si el botín del robo de esta semana se correspondía con aquella aparición, tanto Puga como García declinaban realizar cualquier manifestación. No obstante, el regidor nacionalista reconoció que dicha cantidad de dinero, al igual que otras que pueden aparecer durante el año, fue depositada en el puesto de la Policía Local.

Reglamento municipal

A raíz del robo en las instalaciones municipales, desde los diferentes departamentos se ha acordado solicitar a los servicios jurídicos la elaboración de un reglamento para controlar la custodia de los objetos perdidos que habitualmente se reciben en las dependencias de la Policía Local. Un depósito que registra entre 60 y 70 objetos al año y de los cuales, apenas un 20%, son reclamados por sus propietarios.