ENTREVISTA

"Mi cargo en Bruselas no me impide atender la concejalía en Molgas, es un concello pequeño"

Segundo Augusto González es el único edil de la formación socialista en el Concello de Baños de Molgas y, desde su elección en 2015, compagina su cargo en este ayuntamiento con su trabajo en la Comisión Europea como promotor del sistema de navegación por satélite "Galileo".

El edil Segundo Augusto estas navidades en Ourense.
El edil Segundo Augusto estas navidades en Ourense.
"Mi cargo en Bruselas no me impide atender la concejalía en Molgas, es un concello pequeño"

Segundo Augusto González es el único edil de la formación socialista en el Concello de Baños de Molgas y, desde su elección en 2015, compagina su cargo en este ayuntamiento con su trabajo en la Comisión Europea como promotor del sistema de navegación por satélite "Galileo". Su ex compañera de partido, Francisca Vences, renunció a militar en el partido socialista hace varios meses "por motivos personales" y después de solicitar la inclusión de una serie de enmiendas en el presupuesto confeccionado para 2017. 

¿Cómo afronta esta nueva etapa sin su compañera de partido? 

Su marcha ha complicado un poco las cosas porque tener un segundo concejal habría sido un gran éxito para el Partido Socialista. Veníamos de contar con cero ediles a tener dos en 2015. Yo sigo viniendo regularmente a los plenos cuando se convocan y sigo de cerca la vida del municipio a través de mis contactos y de la gente de la agrupación. La relación con la ex concejala es buena, la respetamos como persona aunque no compartamos su decisión.

¿Cuál es su profesión en Bruselas?

Soy funcionario en la Comisión Europea. Llegué a Bruselas durante el año 1988 y aprobé una oposición en 1991. Me presenté a las elecciones en Molgas en 2015 aunque soy miembro del PSOE desde hace unos nueve años. Mi actividad política empezó ahí, con las elecciones municipales. El partido socialista no había tenido muy buenas resultados en las anteriores, no había conseguido ningún concejal y quise dar un paso en favor del Concello y formar una lista. Entonces estaba trabajando en Bruselas y sigo ahí, no es un secreto para nadie.

¿En qué consiste su trabajo?

Soy consejero en la dirección que se ocupa de los programas europeos de navegación por satélite. Trabajamos en el sistema "Galileo", el mal llamado GPS europeo. La UE está desplegando un nuevo sistema del que, a día de hoy, tenemos unos 22 satélites y que va a ser complementario de los otros sistemas de navegación. A lo que me dedico yo es a promover, a nivel internacional, esta estructura. 

¿Lo puede compaginar con su cargo en el Concello de Molgas?

Sí, perfectamente. Porque es un ayuntamiento pequeño (unos 1.500 habitantes), se trata de una cuestión de proporción y de dimensión, si fuese concejal en un ayuntamiento más grande sería algo más difícil. 

El grupo de gobierno critica que viva en Bruselas y no acuda a los plenos. 

Creo que se puede criticar a cualquiera, el alcalde, de hecho, no vive en Baños de Molgas, vive en Ourense. No es un requisito, como tampoco lo es la dedicación completa en ayuntamientos de menos de 2.500 habitantes. Hay mucha gente que no sólo no me critica, si no que valora el esfuerzo que hago. Nunca falto a los plenos importantes. 

En el caso de que se convocara una sesión plenaria de carácter extraordinaria y urgente, ¿usted podría estar presente?

Yo siempre vengo en los plenos, salvo alguna excepción. Hay compañeros que, en alguna momento, no han podido acudir y es normal, le puede ocurrir a cualquiera. 

Si saliese elegido alcalde en Baños de Molgas, ¿se volvería a vivir aquí?

Siempre he sido muy claro con respecto a esto. Me presenté a las elecciones diciendo que yo iba a seguir con mi trabajo en Bruselas. Tengo capacidad intelectual y física para compaginar la alcaldía con mi trabajo. Molgas es un concello pequeño y conozco sus necesidades, es como una gran familia.