La capilla de Puxedo, en Lobios, renueva el retablo mayor

Los vecinos de Puxedo (Lobios) celebran la finalización de las obras de restauración del retablo de la capilla de San Antonio de Padua. 'Tanto el retablo como las imágenes se encontraban en un avanzado estado de deterioro debido al ataque de xilófagos y la humedad, con lo cual, o actuábamos de inmediato o corríamos el riesgo de que fuesen irrecuperables', apuntaba Jesús Rodríguez, presidente de la Asociación de Vecinos, entidad promotora de las obras. 'El resultado fue muy satisfactorio dada la dificultad de la obra y los vecinos quedaron gratamente sorprendidos por el cambio', matizaba Rodríguez.
La capilla de Puxedo, en Lobios, renueva el retablo mayor
Los trabajos de restauración, que además de la aportación vecinal contó con una subvención de 20.000 euros de la Diputación -aprobada en el pleno-, ha contado con los correspondientes permisos de la Dirección xeral de Patrimonio, cuyos técnicos, explicaba el secretario Pablo Rodríguez, 'acudían todas las semanas a supervisar las obras, pues en las restauraciones de retablos corresponde a ellos directamente su aprobación y supervisión, sin intervenir para nada el Concello'.