MEDIO AMBIENTE

Comienza la recuperación de los montes quemados del Xurés

El plan contempla la regeneración del suelo y el arreglo de infraestructuras en Entrimo, Lobios y Muíños

Una capa acolchada de paja ya cubre terrenos calcinados en la zona de Requiás, en Muíños.
Una capa acolchada de paja ya cubre terrenos calcinados en la zona de Requiás, en Muíños.
Comienza la recuperación de los montes quemados del Xurés

Los terrenos del Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés que el pasado mes de septiembre fueron arrasados por el fuego en diferentes incendios originados en Entrimo, Lobios y Muíños están siendo objeto estas semanas de las labores para la rehabilitación del suelo por parte de la Xunta de Galicia. Así lo confirmaban los alcaldes de los tres concellos, donde según el gobierno gallego se calcinaron más de 3.700 hectáreas de terreno, tras constatar la colocación sobre el suelo quemado de fardos de paja.

La medida, explicaban los regidores locales, consiste en crear un acolchado que proteja el suelo y favorezca la permeabilidad del agua, evitando que esta arrastre el terreno y las cenizas hacia las masas de agua. "Non son experta, polo que me teño que fiar do que din os técnicos e estes aseguran de que a medida funciona", reconocía la alcaldesa de Lobios, Mari Carmen Yáñez Salgado.

Su homólogo de Muíños, Plácido Álvarez Dobaño, expresaba su satisfacción "porque cumpriron as medidas que nos prometeron, agora falta que se completen eses traballos co arranxo dos danos ocasionados directa ou indirectamente co lume, como foi o caso das pistas que xa están a reparar", a la vez que recordaba alguna actuación puntual que solicitó personalmente a la Dirección xeral de Conservación da Natureza, como la "reposición da sinalización das rutas BTT ou dos dólmenes que resultaron calcinados polos incendios".

Desde Entrimo, su alcalde Ramón Alonso López apuntaba que "é tal a magnitude da desgraza que todo é benvido pero, a todas luces, é insuficiente". En palabras del regidor socialista "sería necesario sentar con todos os sectores implicados (turismo, medio ambiente, forestal, gandería,...) e levar a cabo un tratamento de choque en toda a zona, porque isto non deixa de ser un parche", concluía.

Ayudas para los particulares

Los trabajos urgentes de fijación del suelo y de mejora de las infraestructuras, complementan la orden de ayudas anunciadas desde la Xunta para particulares. En este sentido, el regidor de Entrimo se mostraba poco optimista a las ayudas anunciadas puedan paliar los daños provocados por los incendios en explotaciones ganaderas o traídas vecinales. "A orde aínda non se resolveu, pero non vai ser eficaz polos requistos que se fixan, de que as traídas teñen que estar reguladas na Confederación Hidrográfica", dijo Alonso, al tiempo que recordaba como los pueblos de Olelas, Pereira, Bouzadrago, Lantemil y A Illa siguen con un servicio provisional de abastecimiento de agua "coas mangueiras que estendemos aqueles días", dijo. La que sí se estaba reparando, tal y como confirmó Yáñez Salgado, es el servicio de abastecimiento en el pueblo de Quintela, en Lobios.