EVENTO GASTRONÓMICO

Aunque haga calor, ¡otra de callos!

Las altas temperaturas no impidieron que vecinos y visitantes disfrutasen en Lobios de la jornada festiva

La consumición también incluyó la cazuela de recuerdo.
La consumición también incluyó la cazuela de recuerdo.
Aunque haga calor, ¡otra de callos!

Como cada año, Lobios demostró que las altas temperaturas no importan cuando de callos va la cosa.

La localidad festejó su tradicional Festa dos Callos Limiaos, en la que participaron cientos de personas durante toda la jornada. El día comenzó pronto, con la apertura de la feria de artesanía, la alborada y la música de la Banda de Música de Lobios. El olor de las ollas empezó a hacerse patente y, rápidamente, los comensales se colocaron en sus puestos correspondientes, dentro del pabellón municipal.

Los callos llegaron acompañados de espetada de porco galego, que completó el contundente menú, de 10 euros de precio. Los que quisieron se llevaron a casa las cazuelas servidas, que la organización regalaba con cada consumición. Después de los postres, donde no faltaron los licores, los más pequeños pudieron disfrutar de la fiesta acuática en la piscina, mientras los mayores reposaban la comida. A media tarde, una vez hecha la digestión, los más animados participaron en el III Torneo de Xogos Populares.

A partir de las 20,00 horas, los que todavía tenían energía formaron parte de la IX edición de la Carretada, una peculiar carrera de carros tirados por personas que ya se ha hecho popular en Lobios. La propuesta deportiva cuenta con tres categorías, infantil, juvenil y senior, para que las familias puedan apuntarse al completo.

La jornada festiva reunió en Lobios a una numerosa cantidad de vecinos, así como a visitantes y a los emigrados que vuelven cada verano a la localidad.