BAIXA LIMIA

El geriátrico de San Rosendo de Lobios ofertará 80 plazas

La Fundación, Deputación y Concello firmaron el acuerdo que permitirá crear 30 empleos directos

El geriátrico de San Rosendo de Lobios ofertará 80 plazas

La Fundación San Rosendo firmó ayer un convenio de colaboración con la Deputación de Ourense y el Concello de Lobios para la creación de una residencia para mayores dependientes en este municipio de la Baixa Limia. El acuerdo contempla la colaboración de las partes para la prestación de servicios asistenciales de calidad a los mayores del municipio. "Sabemos que é un proxecto longamente demandado polo pobo e tamén pola alcaldesa", destacó el presidente provincial, Manuel Baltar, quien tuvo unas palabras de reconocimiento para Benigno Moure, presidente de honor de la fundación que estuvo presente en el acto celebrado al aire libre y ante unas 70 personas. "Son desas persoas únicas, inimitables", dijo Baltar, quien destacó el carácter visionario de Moure que vio la potencialidad de esta provincia apostando por el termalismo y las personas mayores.

El proyecto asistencial contempla la construcción de un centro con capacidad para 80 personas en las inmediaciones de la zona deportiva de la localidad, en una parcela de 3.000 metros cuadrados que cederá el Concello. La Deputación aportará 400.000 euros, incluidos en los presupuestos de la institución provincial en el pleno de abril, a los entre 2,5 y 3 millones de inversión previstos por la Fundación San Rosendo. La edificación incluirá salas de gimnasia y talleres de envejecimiento activo, además de cocina propia y lavandería. La infraestructura, "potenciará el envejecimiento de calidad", destacó el presidente de la Fundación San Rosendo, José Luis Gavela, quien también puso el acento en la creación de 30 empleos directos que "axudarán a fixar poboación", dijo. En su intervención Benigno Moure se emocionó al compartir con los presentes los momentos que vivió en Lobios, además de recordar la apuesta que en su día hizo la Fundación San Rosendo por el balneario de Río Caldo y que ahora se completará con la residencia de ancianos.

La regidora popular, Mari Carmen Yáñez agradeció a sus socios en este proyecto "por priorizar ás persoas máis desfavorecidas" y "porque nos vexan como persoas e non como un número, apostamos por vivir no rural e queremos os mesmos servizos que aqueles que viven na cidade".


Pendientes de la cesión de terrenos


La Corporación municipal de Lobios se reunía esta semana  para aprobar inicialmente la modificación puntal del plan general de ordenación municipal. La regidora, Mari Carmen Yáñez, matizó que el documento se remitirá a la Xunta para su aprobación definitiva, "co obxectivo de que unha vez que veña de volta, se poidan ceder o terreos, licitar os traballos e comezar nós coa tramitación das licenzas". 

Desde la oposición, el portavoz independiente del PSOE, Francisco Veloso, se mostraba ayer muy crítico con el acto celebrado en el parque infantil. "Desconozco si hay acuerdo del patronato donde se decida la ejecución de la residencia, más bien me parece un acto de precampaña electoral", dijo tras no sentirse invitado. Veloso, quien expresó su apoyo total al proyecto, duda de su ejecución "porque no veo acuerdos firmes y serios. Llevan más de 20 años con este tema y ahora, a nueve meses de las elecciones, vienen con esto. No voy a consentir que se engañe a los vecinos".

La apertura de la residencia de Lobios se suma a las otras tres que la Fundación San Rosendo dispone en Entrimo, Lobeira y Muíños. "Los cuatros centros sumarán más de 200 plazas asistenciales para mayores dependientes y darán empleo a 70 personas", destacaban desde la entidad, que en 2019 también prevé construir una residencia en Verín.