SERVICIOS

Muíños ampliará el centro de mayores en 20 nuevas plazas

El incremento del número de camas y otras mejoras en el edificio requieren 460.000 euros de inversión

El exterior de las instalaciones residenciales Virxe da Clamadoira de Muíños, en la localidad de Barxés.
El exterior de las instalaciones residenciales Virxe da Clamadoira de Muíños, en la localidad de Barxés.
Muíños ampliará el centro de mayores en 20 nuevas plazas

El Concello de Muíños prevé adjudicar en octubre las obras de ampliación de la residencia de ancianos Virxe da Clamadoira, en la localidad de Barxés. El centro público, que a través de una concesión que le reporta 18.000 euros al año gestiona la Fundación San Rosendo, pasará de 40 a 60 plazas para personas mayores dependientes con el objetivo de atender la demanda existente. "A obra vai permitir ampliar a oferta de emprego na zona pero, sobre todo, facilitará que os maiores se poidan quedar na súa contorna, co que iso supón en facilidades para que poidan ir ao seu pobo ou recibir a visita dos seus familiares, amigos e coñecidos", resumía el alcalde, Plácido Álvarez.

El proyecto que maneja la administración local pasa por ampliar la zona de habitaciones en la planta baja, donde actualmente se encuentra un gran salón multiusos. "Visto que ninguén o utiliza, cremos que é mellor darlle este novo uso", explicaba Álvarez Dobaño, quien adelantó que, aprovechando la ampliación, se llevarán a cabo diferentes obras de mejora en materia de electricidad, saneamiento, carpinterías exteriores, reparación de humedades y también acondicionamiento exterior con mejoras en las aceras y la zona verde. "Imos deixala como nova", matizaba el regidor.

Colaboración institucional

Para llevar a cabo la intervención se requiere de un presupuesto de 460.000 euros, de los cuales 200.000 euros procederán de Agader, 205.000 euros los aportará la Consellería de Política Social y los 55.000 euros restantes, la Deputación. De ese presupuesto, 420.000 euros se destinarán a obra y 40.000 euros para la compra del nuevo equipamiento. 

La intervención, reconocía el alcalde, "nos fai especial ilusión polo que suporá para os nosos veciños", pero también para las arcas municipales. Y es que, una vez que estén finalizados los trabajos, se negociará con la Fundación San Rosendo un cambio en la concesión para adaptar el canon anual a la nueva situación.

San Rosendo tiene un proyecto para Lobios

Desde la Fundación San Rosendo, encargada de la gestión de las instalaciones con un índice de ocupación del 100%, ven con buenos ojos la ampliación anunciada por el grupo de gobierno municipal. La necesidad de dotar a esta comarca, especialmente envejecida y dispersa, de servicios que faciliten y mejoren la calidad de vida de los mayores, ha motivado en los últimos años diferentes iniciativas asistenciales públicas y privadas. Además de los centros ya veteranos de Bande y Entrimo, en 2014 abrió sus puertas la residencia de Muíños y, un año después, lo hizo la de Lobeira en las antiguas instalaciones del colegio. En la actualidad, la Fundación San Rosendo tiene encima de la mesa un proyecto para construir una residencia en Lobios, el único municipio de la comarca que, a día de hoy, carece de este servicio.