ENTROIDO

El “pedro" se postula como plato del Entroido de Bande

El Concello organizará el día 11 de febrero una jornada gastronómica con este singular embutido

Una imagen de la primera edición de la comida gastronómica del "pedro", celebrada el año pasado.
Una imagen de la primera edición de la comida gastronómica del "pedro", celebrada el año pasado.
El “pedro" se postula como plato del Entroido de Bande

El Concello de Bande está trabajando para hacer del "pedro", un embutido que se elabora en épocas de matanza en esta zona del suroeste de la provincia con el intestino grueso del cerdo y una mezcla similar al de los chorizos de "cabazo", un manjar típico del Entroido local. Así lo aseguraba el regidor José Antonio Armada, que confirmó la próxima celebración de la segunda jornada gastronómica de este singular producto coincidiendo con el domingo de carnaval, que este año cae a 11 de febrero. "En breve pondremos las entradas a la venta para todos aquellos vecinos y visitantes que quieran disfrutar del Entroido de Bande degustando un cocido diferente", animaba el alcalde "popular".

El "pedro", que en muchas parroquias de Bande también recibe el nombre de "pedro botelo" y algunas familias lo tildan de "don pedro", se diferencia del "botelo" valdeorrés porque este se embute en el estómago del cerdo con una mezcla de carne con hueso. La tradición en algunas parroquias pasa por elaborar el "pedro" durante las matanzas familiares y degustarlo en fiestas locales, puesto que "la envergadura de la pieza obliga a reservarla para un cónclave en mesa de varios comensales", bromea Martín Álvarez, cocinero que se encargará de su preparación, junto con el resto de ingredientes del cocido previsto para el convite. 

La cita de esta segunda edición, matizaba Armada, se trasladará al albergue municipal con el objetivo de cobijar cómodamente a los 200 comensales previstos.

Temporada baja

La promoción de esta fiesta gastronómica, así como otros eventos de tradición local que próximamente se darán cita en el calendario banduense, "pretenden llenar de actividad el municipio y atraer gente durante la temporada baja", reconocía el regidor, que cuenta para ello con el magnífico reclamo en el que se está convirtiendo el Mercado Xurés, espacio que abre sus puertas el primer domingo de cada mes en una exaltación de los productos gastronómicos, deportivos, cosméticos o de servicios turísticos que ofrece el Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés.