REPORTAJE

Las pesetas en las que Franco se vio con mucho cogote

El numismático de Lobios, Jaime Paz, presentará el próximo sábado, día 8 de septiembre, en Vigo, un ejemplar de las pesetas que Francisco Franco ordenó retirar en el año 1946

Jaime Paz es el responsable del Museo Numismático de Lobios; y el ejemplar de la moneda retirada por Franco en 1946.
Jaime Paz es el responsable del Museo Numismático de Lobios; y el ejemplar de la moneda retirada por Franco en 1946.
Las pesetas en las que Franco se vio con mucho cogote

En el año 1946, Francisco Franco ordenó retirar una tirada de monedas de una peseta en las que no salía todo lo favorecido que a él le hubiese gustado. Fue por eso que las mandó quitar y, con el paso de los años, se han convertido en un tesoro muy buscado por los coleccionistas. El numismático de Lobios, Jaime Paz, tiene una en su poder y la expondrá el próximo sábado, día 8 de septiembre, en la 39º convención que organiza en Vigo.

"Se conocen entre 150 y 170 piezas acuñadas en el año 1946, que ordenó retirar de la circulación porque no le gustaba cómo salía la zona del cogote", explica Paz, que heredó la moneda de su padre, el fundador del Museo Numismático de Lobios, también Jaime Paz. El coleccionista lo explica a raíz del "revuelo causado porque se empezó a correr la voz de que las pesetas de la época de Franco se pagaban a 2.000 o 3.000 euros". Pero no vale cualquier pieza, tiene que ser ésta con la que el dictador no se encontraba a gusto.

No sería ésta la primera vez que un gobernante decide retirar una moneda porque no le agrada el resultado. Según recuerda Jaime Paz, ya Isabel II había tenido "problemas" con los peinados que lucía en alguna pieza y, más cercano en el tiempo, fue el caso de un ejemplar de 25 pesetas al que se le había olvidado la "y" en Castilla y León.

Son descuidos que en su momento dejan pocos ejemplares pero que la ley de la oferta y la demanda va revalorizando dentro del mundo del coleccionismo. Por eso, su presencia en la feria de Vigo será sonada. Allí, el numismático de la Baixa Limia, ofrecerá la posibilidad a cuantos tengan monedas antiguas en su casa de tasarlas de forma gratuita y comprobar, de este modo, si cuentan con pequeños tesoros.


Cuños inéditos


Continuando con la labor de su padre, Jaime Paz trabaja ahora en la reedición del libro "Moedas Galegas", que ampliará con nuevos datos e imágenes. Una de las fotografías inéditas muestra los cuños originales de la moneda empleada por la "Cocina Económica" de Ourense antes, durante y después de la Guerra Civil. Las piezas residen actualmente en manos privadas, de ahí la "dificultad de conseguir estas fotos", que ahora el coleccionista da a conocer. En el volumen próximo a publicar, el numismático de Lobios muestra no sólo los cuños, sino también la propia moneda, creada por motivos sociales y empleada en los asilos, "facilitando con esto la alimentación de la población más necesitada", recuerda Paz.

Es Galicia una zona "muy rica en monedas raras", siendo la primera la acuñada en Lugo en el año 27 a. C y la última, la 1868, con Isabel II en la imagen. Pero no sólo de monedas gubernamentales vivió la numismática gallega, sino que Jaime Paz publicará también en esta reedición de "Moedas Galegas" una pieza de latón de 25 céntimos que se empleaba para pagar en el Café Regional de Ourense.

Mientras estudia la posibilidad de retomar los encuentros numismáticos en la capital ourensana, Jaime Paz reunirá en Vigo a expertos de toda la Península Ibérica. Además de la peseta de Franco, habrá ejemplares que datan desde el siglo IV a. C. hasta nuestros días, muchos de ellos expuestos habitualmente en Lobios.