URBANISMO

Las plazas de los pueblos de Lobios recuperan su imagen

Finalizó la rehabilitación de la de Cimadevila, en Grou, que se suma a la de la propia capital, Puxedo y Pazos

Imagen que ofrece la recién rehabilitada plaza de Cimadevila.
Imagen que ofrece la recién rehabilitada plaza de Cimadevila.
Las plazas de los pueblos de Lobios recuperan su imagen

La recuperación de las plazas públicas distribuidas por las parroquias del rural de Lobios, lugares de reunión, festejos y confraternización vecinal, es una de las iniciativas que quiere llevar a cabo el grupo de gobierno municipal que preside Mari Carmen Yáñez Salgado y que arranca, este año 2018, con la rehabilitación de uno de esos espacios en el lugar de Cimadevila.

La emblemática plaza de la parroquia de Grou, tal y como ha confirmado la regidora "popular", acaba de ser objeto de una rehabilitación integral con un presupuesto aproximado de 60.000 euros fruto de la colaboración de la Xunta de Galicia. El proyecto de reforma del espacio ha consistido en la mejora del pavimento existente, "substituíndoo por un empedrado, así como a mellora da iluminación pública coa instalación de focos no chan para realzar o conxunto de canastros da zona", describía Yáñez.

La actuación en Cimadevila se completa con el acondicionamiento de la fuente y del lavadero, cuyos trabajos de recubrimiento en piedra completan la obra.

Población y patrimonio

Con los trabajos de Cimadevila recién finalizados, la regidora del Partido Popular reconoce que "xa estamos a traballar na próxima intervención, para a cal estamos a valorar varios emprazamentos", matizaba.

La elección de las plazas, apuntan desde el consistorio, se realiza teniendo en cuenta criterios poblacionales, pero también de patrimonio. "Queremos recuperar espazos públicos en todas as parroquias de Lobios, aínda que estas teñen que ter entidade suficiente, algo que as faga atractivas", reconocía Yáñez Salgado, a quien le gustaría que estas intervenciones públicas tuviesen continuidad en el sector privado, fomentando la recuperación de viviendas siguiendo la arquitectura tradicional.

Intervenciones en Puxedo y Pazos

Los trabajos en Cimadevila se suman a los efectuados a finales del año 2016 en la plaza de San Antonio de Puxedo, en la parroquia de San Paio. En aquella ocasión, la intervención efectuada al amparo del plan Hurbe, contó con una inversión de 100.000 euros para la reforma de todo el pavimento de la plaza, donde se encuentra la iglesia, el palco de la música, el cruceiro y uno de los petos de ánimas más grandes de la provincia; además de llevar a cabo la eliminación del tendido eléctrico y la instalación de un nuevo sistema de iluminación, así como la sustitución del mobiliario urbano. "As de Puxedo e Cimadevila non son as únicas prazas rehabilitadas. Nestes anos tamén fixemos a mellora da praza Roxa na capitalidade e a de Pazos", recordaba Yáñez.