BAIXA LIMIA

La tracción animal estrena casa en el corazón del Xurés

La Asociación Á Molida ha concluido la construcción de un centro de interpretación en el rural de Lobios

Exterior del centro de interpretación de la tracción animal en Requeixo de Grou, Lobios.
Exterior del centro de interpretación de la tracción animal en Requeixo de Grou, Lobios.
La tracción animal estrena casa en el corazón del Xurés

La Reserva de la Biosfera Gerês-Xurés, un espacio de gran valor ecológico y protegido por la figura de parque natural en el territorio ourensano, ha sido el lugar escogido por la Asociación Galega de Tracción Animal Á Molida para ubicar un centro de interpretación sobre el uso de animales para trabajos agrícolas, de transporte o servicios. "A nosa asociación xa ten casa. Aínda que agora temos que dotala de contido, pensamos que é importante darlle uso, non parar. E nesa liña proxectamos un calendario anual de eventos con actividades cada mes", explicaba Davide Outeiro desde Á Molida, quien matizó que "para nós era moi importante asentarnos neste territorio, onde os modelos de produción agrícola que se aplicaron non tiveron éxito, que debe ser un exemplo de boas prácticas e que ademáis é transfronteirizo", dijo haciendo referencia a la vinculación del colectivo con la Asociación Portuguesa de Tracción Animal (Aptran).

El centro, ubicado en el lugar de Requeixo de Grou (Lobios), pretende ser "un espazo de destaque, interactivo e pedagóxico que permitirá aos visitantes un contacto próximo co medio rural galego e o recoñecemento da tracción animal como parte integrante e importante da historia, do presente e do futuro de Galicia", destacan desde Á Molida. Entre sus objetivos están investigar, salvaguardar y divulgar el patrimonio relativo a la tracción animal, al tiempo que promueven y fomentan modelos de desarrollo sostenible con la promoción de prácticas en una estratégica "lóxica", enfatizan, de desarrollo rural. 

En la actualidad, una veintena de personas forman parte -como socios- de Á Molida, si bien el número de colaboradores directos es el doble. "Temos xente con diferentes intereses, dende aqueles que se dedican profesionalmente á agricultura ata labregos con pequenas hortas para o autoconsumo, profesores universitarios, veterinarios,...", citaba Outeiro.


Primer encuentro gallego


El uso de animales de trabajo para labores agrícolas, transporte y otros servicios es una práctica cada vez más extendida en Europa y que, pese a su uso tradicional, en Galicia aún está en una fase incipiente. Acciones como la que llevaron a cabo en la Isla de Cortegada (retirada de eucaliptos con tracción animal) y cursos específicos que, con una baja inversión, permiten resultados muy concretos, ayudan a visibilidad estas prácticas totalmente respetuosas con el medio ambiente y el animal.

En su ánimo de seguir formando y potenciando la tracción animal, este sábado celebrarán en la nueva sede el "I Encontro Galego de Tracción Animal" donde se hablará de territorio, del medio o los desafíos de la agricultura, además de celebrar la asamblea anual.