LA ABUELA DE OURENSE

110 años de saludable soltería

Con música y una sabrosa tarta, sus dos debilidades, celebró ayer la abuela de la provincia, Josefa Álvarez Rodríguez, su 110 cumpleaños.

110 años de saludable soltería

Al son de "A rianxeira" o "A saia da Carolina", festejó ayer Josefa Álvarez Rodríguez su 110 cumpleaños en la residencia Nosa Señora de O Mundil, en Outomuro (Cartelle). Rodeada de sus familiares y vecinos de su pueblo natal, Santomé (Ramirás), así como la gran familia que conforman los usuarios y trabajadores del centro de la Fundación San Rosendo, Josefa Álvarez disfrutó de su aniversario por todo lo alto.

Un ramo de rosas rojas y otro de flores blancas, varios regalos y una dulce tarta con su retrato, copaban la mesa donde la abuela de la provincia recibió sentada a sus invitados y disfrutó de la intervención musical de Carlos y Ángeles de Queixume dos Pinos. A pesar de que la edad la ha hecho menos dicharachera que antaño, la centenaria se animó a batir palmas y entonar la letra de sus canciones gallegas favoritas. "É moi cantarina", destacaba su sobrino José Álvarez, que cada vez que puede se acerca desde su residencia en Vigo para verla.

Soltera y sin hijos, Josefa Álvarez ingresó en la residencia hace ahora 18 años y desde entonces ha sido una más en el centro. Las trabajadoras confesaban ayer que es una "ledicia" atenderla y destacaban su envidiable salud. En el día a día, "Josefa, como cualquier persona mayor, duerme mucho, pero nunca ha estado encamada. Ella se levanta, desayuna y participa en los talleres", aseguraba la directora, Vicenta Freire.

Soltería o carga genética

Su hitorial médico, salvo una fractura de cadera que sufrió el año pasado y de la que ya está recuperada, es envidiable. "Sus analíticas siguen siendo perfectas. Este año no tuvo ni una gripe y no toma medicación", asegura Freire, que reconoce que debido a la edad, "ha perdido un poquito de oído, pero si le hablas alto, te contesta sin problema".

Cada vez que le preguntaban por el secreto de su longevidad, Josefa Álvarez lo achaca a su soltería. Aunque para su médico, Aquilino Vázquez, "radica en su carga genética, aunque es cierto que en la mujer, la soltería ayuda. No pasa lo mismo con los hombres", bromeaba, al tiempo que reconocía que "es muy poco habitual llegar a estas edades, pero tenemos Josefa para rato". La alcaldesa de Cartelle, Carmen Leyte, otra fija en el aniversario, cree que la envidiable salud de Josefa y su longevidad obedecen a los "aires" de este municipio bañado por el Arnoia. "Son varios los centenarios del municipio a quienes hemos obsequiado con una placa conmemorativa por su 100 aniversario", recordaba Leyte, a quien la directora de la residencia le advertía que pronto tendrán que volver a O Mundil, "porque de los 36 usuarios, 11 pasan de los noventa años", dijo.

Pese a la mágica cifra de los 110 años, Álvarez todavía no es la abuela de Galicia. El título lo ostenta la coruñesa Avelina Mouzo, que el 26 de diciembre de 2015 festejó su 111 cumpleaños. En el ranking estatal de supercentenarios que realiza un equipo de investigación gerontológico, la ourensana ocupa la octava posición.