CELANOVA

Benito Vega: "Me gusta la villa, según mi madre aquí te hablan hasta las piedras"

Las terrazas del espolón de celanovés es uno de los lugares predilectos de los emigrantes que cada año regresan a pasar unos días de vacaciones, entre los que se incluye Benito Vega

Benito Vega en la Praza Maior de Celanova.
Benito Vega en la Praza Maior de Celanova.
Benito Vega: "Me gusta la villa, según mi madre aquí te hablan hasta las piedras"

El celanovés que hace 15 años emigró a la capital de España regresa a su villa natal siempre que puede.

¿Cuándo tiempo lleva en Madrid?

Me fui en el 2003 por motivos laborales. Había sido becario en Santiago y en Ourense. Me llamaron desde Madrid la Fenosa y allí me fui. Iba un poco a la aventura y, en el primer mes, me mandaron a Chile cuando yo ni siquiera había cogido nunca un avión. Durante 15 años he sido auditor de la multinacional, algo que me ha permitido trabajar en 13 países.

Y de auditor al departamento de comunicación, ¿cómo dio el salto?

Un día me senté con el responsable del área y le dije, yo no soy periodista pero tengo muchas ganas de aprender y… se ve que le gustó porque ahí estoy. Son trabajos totalmente diferentes, ahora estoy en contacto con los medios de comunicación donde tienes que entender muy bien las diferentes posiciones… Esto me viene de la oratoria, de la idea de hacer cosas nuevas, de aprender, de conocer gente interesante y divertirse. Porque la vida es muy corta y hay que disfrutarla a tope.

Y tanto, porque usted además es uno de los cofundadores de Disrupthr Madrid, ¿de dónde saca el tiempo?

Planificación. Licencia Disrupthr es un movimiento internacional que está presente en 40 países. Lo hacemos porque nos interesaba remover el mundo de los recursos humanos, vía ideas disruptivas, aprender y conocer gente interesante. En noviembre organizaremos el segundo evento en Madrid y la idea es que venga gente muy potente de multinacionales de primer nivel. Pero no es lo único que tengo entre manos, mi plan "b" es una empresa de oratoria para críos "Habla" (www.metodohabla.com). La oratoria es fundamental para el desarrollo de los niños, para mejorar su autoconfianza. Y eso, en un pueblo como Celanova, sería muy importante. Me gustaría traer la escuela aquí.

¿Está pensando en volver?

A mí sí que me gustaría regresar en un futuro, pero a mi mujer no. Ella es de Madrid y es imposible que se mueva de allí. Me gusta disfrutar del tiempo más despacio, porque allí (por Madrid) vamos siempre a tope.

¿Cada cuánto vuelve a Celanova?

En todas las fiestas grandes: Navidad, Semana Santa y, por su puesto, también en verano. Aunque no me dejo ver mucho… Aquí está mi familia, mis raíces y eso se nota mucho. Como dice mi madre, aquí te hablan hasta las piedras. Me gusta estar con la familia, ver lo que hacen mis hermanos. Llevar a mis hijos a que disfruten de la naturaleza. Que vean ranas y águilas, que jueguen en la plaza… Madrid tiene muchas ventajas, pero también inconvenientes.

¿Y ellos cómo viven esa diferencia?
Ellos disfrutan a tope. Tienen libertad y todo son experiencias. Para ellos cada día aquí es una fiesta, y además de verdad porque siempre que venimos hay fiestas.