SUCESO

Se despeña en Leirado y abandona su coche para ir a descansar a casa

La Guardia Civil temió en un primer momento que estuviera malherido

El coche que apareció volcado en Quintela de Leirado.
El coche que apareció volcado en Quintela de Leirado.
Se despeña en Leirado y abandona su coche para ir a descansar a casa

Un todoterreno volcado en un barranco en la carretera que va de Quintela de Leirado a Frieira puso en alerta al Subsector de Tráfico  de la Guardia Civil de Ourense en la mañana de ayer. La alerta la lanzó una conductora en torno a las 09,00 horas, cuando distinguió el vehículo destrozado en el fondo del barranco. La denunciante explicó que desde su posición no podía precisar si se encontraba alguien en su interior.

Añadió, al tiempo que daba la alerta, que iba a llamar a su marido para que bajase por la ladera y comprobase si había víctimas. Pasados unos minutos, su marido informó que no había nadie dentro del vehículo y que posiblemente el accidente hubiera sido durante la madrugada del domingo.

A la vista de las circunstancias y lo aparatoso del accidente, y sin que, a priori, se pudiera descartar que el conductor pudiera hallarse malherido o fallecido entre la abundante maleza existente en la zona, se decidió movilizar una patrulla de motoristas del destacamento de la Guardia Civil de Tráfico de Ourense y una unidad de bomberos del parque comarcal de Terras de Celanova, que coordinaron un dispositivo de búsqueda por las inmediaciones del lugar del siniestro.

Al mismo tiempo, y desde la Central Operativa de Tráfico, se efectuaron varias llamadas al número de teléfono que figuraba como contacto del titular del vehículo siniestrado, sin que se obtuviese respuesta.

Tras asegurar la zona y dar por seguro que no había heridos en el entorno del vehículo que tuviera necesidad de ser atendida, los agentes se dirigieron al domicilio del titular, en As Canles, en el municipio de Padrenda , donde los vecinos les aseguraron que se encontraba durmiendo en su casa y que nadie cogía el teléfono porque los padres se habían ido a la misa en Os Milagros.

Desde la Guardia Civil o recuerdan que se han movilizado innecesariamente distintos recursos, algo evitable con una llamada gratuita al 112.