PATRIMONIO

Una grieta pone en peligro la estabilidad de Ponte Pedriña

El Concello de Celanova solicita a Patrimonio ayuda para reparar la infraestructura del siglo XVII

Estado actual que presenta Ponte Pedriña, en Celanova.
Estado actual que presenta Ponte Pedriña, en Celanova.
Una grieta pone en peligro la estabilidad de Ponte Pedriña

Una grieta de 4,4 centímetros en la bóveda amenaza el puente centenario de Ponte Pedriña, que comunica las parroquias celanovesas de Orga y Mourillós. La infraestructura del siglo XVII, sobre la cual existe desde el año 2013 una prohibición expresa de paso de vehículos ante el riesgo de derrumbe, requiere de una intervención urgente. Así lo han comentado los responsables municipales que aseguran como, en los últimos años, la grieta ubicada en el arco del puente ha aumentado un 40% su tamaño. "Entre 2012 e 2017 houbo un incremento da separación de case 1,5 centímetros", asegura el alcalde celanovés, José Luis Ferro, que esta misma semana mantenía una reunión con la directora de Patrimonio Cultural, María del Carmen Martínez Insúa.

El resultado de dicho encuentro, anunciaba el regidor "popular", es que técnicos de la Consellería de Cultura visitarán próximamente el concello "para elaborar un estudo de como esta a ponte e o que supoñería economicamente a súa reparación", resumía Ferro, que recordaba cómo en la década de los 90 del siglo pasado, "xa se atoparon deficiencias e fixeron un amaño con cemento, que aínda é visible a día de hoxe".

Quejas del BNG

Hace años que el estado de Ponte Pedriña preocupa a los vecinos y conductores de la zona. Sus quejas sobre el abandono del viaducto, con grietas, problemas en el firme e invadido por la maleza, fueron atendidas por el BNG que llevó el tema al pleno de la Corporación en 2012. Un informe de aquella época constató la existencia de la enorme grieta que separa la bóveda, además de problemas en la cimentación en la orilla izquierda y en las dovelas de la parte superior, posiblemente provocadas por la infiltración del agua de los charcos que se acumulan en el pavimento del puente. Los técnicos cifraron en 112.000 euros el importe para su reparación.

Paso frecuente entre A Bola y Celanova

El puente sobre el río Ourille facilita las comunicaciones de los vecinos de esta zona de Celanova, pero también es un lugar de paso recurrente para muchos residentes del concello de A Bola, donde este itinerario les evita dar rodeos de hasta cinco kilómetros, por las carreteras de Xinzo (OU-531) o A Merca (OU-0204), para desplazarse hasta la villa de San Rosendo. En 2102, "colocamos un sinal prohibindo o paso como medida preventiva, pero a xente segue circulando igual", reconocía Ferro Iglesias.

El viaducto, que data del siglo XVII, aparece reseñado en documentos del Monasterio de San Rosendo del siglo XVIII, cuando una gran riada provocó daños en su estructura y hubo que realizar obras de urgencia.