REPORTAJE

La "catedral" de Sabucedo

El año en el que Ourense inauguraba el Puente Nuevo, los habitantes de la parroquia de Sabucedo de Montes asistían a la bendición de su nuevo templo. Una joya del rural de Cartelle que mandó erigir el prebístero Juan Bautista Casas.

El estilo neogótico del templo llama la atención desde la carretera que enlaza A Merca y Cartelle.
El estilo neogótico del templo llama la atención desde la carretera que enlaza A Merca y Cartelle.
La "catedral" de Sabucedo

Un faro que destaca entre un mar de bosques y teja, la iglesia neogótica de Sabucedo de Montes es una agradable sorpresa para los conductores que circulan por el vial que une A Merca con Cartelle y todo un orgullo para sus lugareños que, desde hace 100 años, cuidan con esmero el templo promovido por Juan Bautista Casas González (1859-1913).

El prebíspero y ex-gobernador eclesiástico de La Habana (Cuba), ordenó hace más de 100 años al arquitecto Juan Bautista Lázaro la construcción de un templo "que era el principio para hacer un convento y un lugar donde escolarizar a los niños de la comarca", relata Carlos Carrero, marido de una de las sobrinas-nietas del fundador. Su prematura muerte a los 54 años le impidió ver como se hacía realidad su sueño, una tarea a la cual quedaron encomendados sus hermanos María de la Concepción y José Casas. Y así lo hicieron, tal y como han constatado Antonio González Amaro y Xabier Limia de Gardón, quienes en el último año han estudiado la historia del edificio del que hoy se conmemora el centenario de su bendición.

Con motivo de tal ilustre aniversario, la Asociación de Veciños O Cruceiro, compuesta por los habitantes de Lamas de Outeiro y Sabucedo de Montes, con el apoyo del Concello de Cartelle y la Diputación de Ourense, ha organizado una serie de actos que coinciden además con la festividad de su patrona, la Virgen del Pilar. "Es un detalle muy bonito por parte del pueblo", agradecía Carrero, quien confirmó que descendientes de los Casas estarán en los festejos previstos para este puente.

Precisamente el profesor y doctor en Arte, Xabier Limia de Gardón será el encargado de impartir una conferencia sobre la construcción de la iglesia en el aperitivo posterior a la procesión y misa solemne previstas para este mediodía.

"El templo es un auténtico descubrimiento y una maravilla a tener en cuenta", subraya su compañero en el oficio, Antonio González Amaro. Los promotores, continua este, "no escatimaron en medios e invirtieron 350.000 pesetas en el año 1915", si bien el pueblo no fue indiferente a la construcción y aportó "mano de obra, carros y bueyes para transportar la piedra desde la parroquia de Soutopenedo,".

Tras la jornada festiva de hoy, mañana sábado el obispo Leonardo Lemos presidirá la misa del aniversario. "Esta celebración, coincidiendo además con la fiesta del Pilar que es la patrona, se está viviendo con ilusión", comenta el cura Julio Grande quien, pese a llevar poco tiempo al frente de la parroquia, ha sido testigo de la visita de más de un turista interesado en conocer el templo, en cuyo interior conserva varias joyas, como el retablo mayor obra del maestro Maximino Magariños Rodríguez, una imagen del Cristo de tamaño natural y, algo más recientes, las vidrieras que dan calor y color al interior, obra del artista Chema Dapena.

La generosidad de la familia Casas con el pueblo se remonta ya a tiempos del abuelo del fundador, Francisco Casas Atrio, "quen mandou facer a súa costa o peto das ánimas de Lamas de Outeiro, sobraceira edificación devocional viaria con retablo", destacan Limia y Amaro.