CRÓNICA

Los padres vuelven a clase en Celanova para aprender cómo educar

A Chaira de Amoroz será la sede de la nueva "Escola de pais" de Celanova

Uno de los talleres para familias desarrollado en el centro A Chaira, en Celanova
Uno de los talleres para familias desarrollado en el centro A Chaira, en Celanova
Los padres vuelven a clase en Celanova para aprender cómo educar

Compartir experiencias, aprender herramientas en materia de educación, enfrentarse a dificultades y disfrutar de las alegrías que supone el difícil reto de criar a los hijos será el objetivo de la nueva "Escola de pais" que este mes de enero comenzará su andadura en Celanova, dentro del Centro Terapéutico, Cultural y Educativo A Chaira de Amoroz, que lidera la Asociación Arraianos.

Coincidiendo con el cuarto aniversario del centro, y atendiendo a las demandas de las familias que en este último año han participado en las distintas actividades organizadas en A Chaira, los responsables han decidido dar un paso más en el área educativa y crear una escuela de familias. "Las nuevas familias son gente joven con ganas de aprender y llevar al hogar una educación de calidad, porque en la escuela se enseña no se educa, y es por ello que demandan herramientas para seguir creciendo y un lugar donde intercambiar experiencias con otras familias, con el objetivo de crecer juntos", explica María Lozano Rodríguez, responsable del área educativa.

La escuela nace con una decena de familias de Celanova, pero también de otros rincones de la provincia de Ourense, "y está abierta a todas aquellas personas que tengan interés en aprender, en seguir evolucionando con sus hijos", destaca Rodríguez, que comentó que a los talleres desarrollados este año acudieron profesores y terapeutas interesados en seguir aprendiendo, en conocer nuevas metodologías para aplicar en el aula.

El calendario formativo arrancará con el ciclo de ocho talleres sobre la "Pedagogía del Abrazo" que persigue descubrir la respuesta adulta ante los diferentes momentos evolutivos de los niños y niñas. Una formación que se intercalará hasta el mes de junio con las sesiones sobre los límites, los seis primeros años de vida del niño y la creación de espacios para la autonomía y el desarrollo, inspirados en el método Montessori.

Compartir, estar presente

A este apartado formativo para padres y madres se le sumará, una vez al mes, actividades en familia que persiguen "que madres, padres e hijos puedan compartir un momento de ocio jugando, haciendo pan, bailando o pintando", destacaba Lozano Rodríguez, que hacía hincapié en la importancia de "estar presente" en la vida de los niños.