CELANOVA

La reforma de A Corredoira interesa a seis nuevas familias

Concello, Deputación y Xunta invertirán 131.800 euros en la mejora de los espacios públicos

La reforma de A Corredoira interesa a seis nuevas familias

Un total de seis familias, parejas jóvenes o matrimonios con hijos, han mostrado su interés en formar parte del proyecto municipal de recuperación de viviendas en el núcleo de A Corredoira, con el objetivo de fomentar el asentamiento de población en el rural de Ramirás.

La iniciativa, que partió del BNG local y que ha contado con el apoyo y la disposición a llevarlo a cabo del grupo de gobierno popular, arrancó el año pasado con la adquisición de seis casas por un importe de 50.000 euros. "Agora mesmo estamos a tentar conseguir financiamento externo para recuperar unha ou dúas casas e poñelas en aluguer", explicaba el regidor, Juan Carlos Rodríguez Matías, quien adelantó que sí está previsto acometer este año la mejora de diferentes espacios públicos por valor de 131.800 euros.

Una de las más significativas tiene que ver con el acondicionamiento de la plaza de A Corredoira. La Xunta de Galicia cedió el año pasado un terreno no agrario de 500 metros cuadrados resultante de la concentración parcelaria. Ahora, el Concello, con la ayuda de la Deputación de Ourense, llevará a cabo su humanización para uso y disfrute de la población local. "Pavimentarase con zahorra, construirase un muro para que non caia terra e tamén se instalarán uns bancos", describía el regidor, que cifró el importe de la actuación en 48.000 euros.

Algo menos costará el acondicionamiento de la vía principal del pueblo. Vicepresidencia de la Xunta ha concedido una ayuda de 40.000 euros para reformar la travesía siguiendo la arquitectura tradicional a base de piedra y hormigón. Los trabajos se completarán con la mejora del acceso al núcleo de población, que se ejecutará con cargo a los 43.800 euros del "Plan Marco". Pendientes de la resolución del concurso público, éstas serán las primeras obras que se desarrollarán en el pueblo  y que pasarán por "habilitar unha senda peonil, mellorar o firme con aglomerado en quente, así como a creación das instalacións necesarias para o soterramento das infraestruturas e a recollida de augas pluviais", enumeraba Rodríguez Matías.


Servicios y parcelaria


La elección de A Corredoira como escenario de este proyecto local para frenar la despoblación rural no fue casualidad. Tal y como señaló en su momento el edil nacionalista Marcos Meléndez, el pueblo cuenta con todos los servicios básicos, está bien comunicado, y es uno de los pocos de Ramirás con parcelaria. Precisamente este será el siguiente paso en el proyecto, lograr tierras que permitan a los vecinos poder vivir del campo o, al menos, sacarle un aprovechamiento, evitando así que la maleza llegue a las casas y reduciendo el riesgo de incendios.n