TEATRO

Willy Toledo se cae de "Un enemigo del pueblo", la próxima obra del Kamikaze

La ausencia de Toledo no se debe según a "disputas ni diferencias creativas" y no afectará a la obra, ya que la colaboración del actor era "muy breve" 

Willy Toledo se cae de "Un enemigo del pueblo", la próxima obra del Kamikaze

El Pavón Teatro Kamikaze inaugurará su nueva temporada con "Un enemigo del pueblo (Ágora)", una versión libre de la obra de Ibsen dirigida por Àlex Rigola en la que estaba prevista la actuación de Willy Toledo, que finalmente no se producirá, según informa el teatro, "por problemas de agenda".

La ausencia de Toledo, que se ha dado a conocer a escasos días del estreno, el próximo miércoles 29 de agosto, no se debe según afirman desde la organización a "disputas ni diferencias creativas" y no afectará a la obra, ya que la colaboración del actor era "muy breve" y Rigola "tenía escrita una versión para 5 personajes", por lo que no se ha necesitado buscar un sustituto.


Quienes sí participarán en la obra serán los actores Nao Albet, Israel Elejalde, Irene Escolar, Óscar de la Fuente y Francisco Reyes, en una trama que traslada el conflicto original entre el individuo y la sociedad de Ibsen a nuestros días.


La versión de Rigola invita a "reflexionar sobre los límites de la libertad, el precio de la ética y la validez de la opinión de la mayoría", con un argumento que sigue a una compañía de artes escénicas que recibe una subvención pública otorgada por un partido político con ideales y acciones contrarias a su moral y que decide callar para no perder las ayudas que dan viabilidad a su proyecto.

Rigola traslada este conflicto moral y de intereses a la sociedad contemporánea en una obra que "pone en cuestión la libertad real y de voto de los ciudadanos, al tiempo que plantea una defensa de la libertad de expresión, la duda y el derecho a discrepar sobre las verdades aparentemente inamovibles", explica el Pavón Kamikaze en una nota.

"¿Es legítimo votar pensando más en los intereses propios que en el bien común? ¿Tengo derecho a vender mi voto? Si eso es lo que pretendo, ¿debo ser privado de ese voto? ¿Cuántas veces nos está permitido desviar la mirada ante una injusticia a cambio de no perder el trabajo o herir a una persona o perder una posición o arriesgar nuestro físico?", son algunas de las preguntas a las que Rigola busca dar respuesta en "Un enemigo del pueblo".