COPA DEL REY

El Envialia, a casa en cuartos de final de la Copa de España

El Ourense Envialia, que defendía el título, cayó eliminado en la Copa de España ante el Burela en el primer partido 

Pugna por un balón en el partido disputado ayer en Cádiz.
Pugna por un balón en el partido disputado ayer en Cádiz.
El Envialia, a casa en cuartos de final de la Copa de España

El Envialia puso el epílogo acorde a un temporada para olvidar en el fútbol sala femenino ourensano cayendo eliminado en cuartos de final de la Copa de España. Las pontinas compitieron pero les faltó acierto de cara a portería contra un rival, el Burela, que resolvió en los minutos finales. Cilene abrió el marcador (minuto 33) en un partido igualado en juego y ocasiones y Correia sentenció a dos minutos del final.

Las ourensanas llegaban a Cádiz sabiendo que la Copa era, por segundo año consecutivo, su tabla de salvación. La temporada pasada supuso salir por la puerta grande en Poio. Esta vez fue por la enfermería.

En la primera mitad el Envialia fue mejor con el paso de los minutos. Empezó a jugar con más velocidad de balón y a amenazar con crear peligro. La mejor ocasión fue a balón parón, con un remate al poste de Antía.

En la segunda mitad, el Burela pasó a controlar el tempo del partido ante un Envialia que intentaba hacer buenos los envíos en largo hacía Sara Moreno en la posición de pívot, en un duelo que se asemejaba a una partida de ajedrez. El equilibrio se rompería a los 33 minutos de juego, por mediación de la brasileña Cilene anotando a la salida de una falta. Poco después, a las orensanas se les acumulaban los problemas cometiendo su quinta falta, aunque Luci, primero, y luego Andrea Carid y Marta ponían cerco a la portería defendida por Jozi. Chipi optaba por el juego de cinco con Chiky como portera jugadoras en los últimos cuatro minutos de partido. A dos de la conclusión, en una rápida transición ofensiva de las burelesas, Sara Correia finalizaba al segundo palo a pase de Dany para establecer el 2-0 definitivo.

Adiós a la Copa y a una campaña muy discreta de las pontinas, que además se quedan sin derbi en Primera. Mejor pasar página.