EL PABELLÓN Y EL ABO VUELVEN A LA COMPETICIÓN CON EL PROPÓSITO DE SEGUIR MEJORANDO SUS ACTUACIONES EN LA LIGA

Se acabó el descanso

Las vacaciones llegan su fin para el ABO y Pabellón femenino. Tras el merecido descanso navideño, los equipos ourensanos en la Liga EBA y Femenina 2 retornan a la competición.
Sin duda uno de los entrenadores más felices después de la Navidad es Juan Norat. Los reyes se han portado bien con el entrenador del ABO y le han dejado al nuevo jugador que tanto ansiaba desde hacía varias semanas.

Antón Regal se convirtió el sábado en nuevo jugador del conjunto ourensano tras ser cortado en el Lobe Huesca de la LEB Oro y después de haber entrenado durante los días previos con el equipo ourensano.

Con este fichaje, el ABO gana una rotación de calidad en el juego, polivalencia por las características de Regal y además podrá dar minutos de descanso a otros jugadores más castigados a partir de este fin de semana en el que viajarán hasta Lugo para enfrentarse un Estudiantes que viene de ganar los dos últimos partidos frente a Marín por un escandaloso 98-58 y Chantada.


LAS CHICAS, A SEGUIR CRECIENDO

Con tan sólo un partido para terminar la primera vuelta, el desplazamiento a Avilés para enfrentarse al siempre complicado en su cancha ABDA, el Pabellón femenino ha demostrado que puede ser un equipo importante y una de las grandes revelaciones en la categoría en este atípico grupo A de la Liga Femenina 2.

Tras un inicio titubeante por la reconocida falta de acople de un equipo con muchas piezas nuevas, en el que perdieron los dos primeros partidos de la Liga, considerados a priori asequibles antes de comenzar la temporada, las jugadoras de Gonzalo González han ido ganando consistencia e intensidad en su juego para convertirse en uno de los equipos con mayor progresión y capacidad de mejora con vistas a una apasionante segunda vuelta.

Sin duda el cambio sufrido durante el último mes, con victorias importantes ante Al-Qazeres y Ensino, demuestran el paso adelante en defensa que ha dado el equipo ourensano y en el que tanto tiempo llevaba insistiendo González.

Además, en el aspecto individual destaca el despertar de varias jugadoras llamadas a ser importantes en el equipo como Arantxa Mallou o María Álvarez, revulsivo en la cancha a pesar de sus problemas físicos.

El Detalle, María José Bolonio
Gran parte de la culpa del resurgir del Pabellón es de María José Bolonio. La jugadora madrileña ha mejorado en todas las facetas del juego aportando su polivalencia a favor del equipo ourensano. Los 39 puntos de valoración obtenidos en la octava jornada le sirvieron para llevarse el MVP y romper el dominio en este trofeo de otra jugadora que perteneció a la disciplina del Pabellón, Ylenia Manzanares.

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >