CICLISMO

"Algún favorito puede ceder aquí"

El exciclista gallego Óscar Pereiro, ganador del Tour de 2006, destaca la exigencia de la etapa con final en Luintra, "mucho más dura de lo que indica el perfil"

El perfil de la etapa.
El perfil de la etapa.
"Algún favorito puede ceder aquí"

Ganador del Tour de Francia en el 2006, referencia del ciclismo gallego moderno y, ahora, analista de La Vuelta. Óscar Pereiro cambia de "trinchera" para seguir las evoluciones del la ronda española que hoy regresa a Galicia y trae deporte y ocio a tierras ourensanas.

"Galicia siempre cumple cuando La Vuelta pasa por nuestra comunidad. De los aficionados no tengo ningún tipo de dudas, ya lo demostraron hace dos años. A ver si el tiempo se respeta, que parece que puede haber un poco de inestabilidad", avanza el excorredor.

La Ribeira Sacra se convierte en la capital del ciclismo mundial. No es nuevo. Hace 24 meses lo fue. Y lo que funciona, no se toca. Lo mismo pensó la organización con Javier Guillén al frente y Fernando Escartín como director técnico. "En 2016, Escartín ya me comentó 'hay una etapa en Galicia, que nadie cuenta con ella y es durísima'. Era la que finalizaba en Luintra. El terrero es espectacular, sobre todo para la organización, a los ciclistas igual les gusta menos por su dureza (bromea). Es una etapa muy chula, por esa exigencia y también por la zona en la que se disputa."

Y el destino, siempre caprichoso, ha querido que Simon Yates llegue como líder a Luintra. Él, que fue el vencedor de la etapa de 2016. "Es una bonita casualidad. Una anécdota que el británico llegue de rojo al lugar donde ganó su primera etapa en La Vuelta y la primera en una de las grandes carreras de tres semanas".


La hora de la verdad


Pero el romanticismo se termina cuando aparece el asfalto. "Es una etapa mucho más dura de lo que indica el perfil. No se considera de montaña porque no acaba en alto, pero el terreno es muy complicado. Yo apuesto por que una escapada llegue con éxito a meta porque no veo a os principales equipos con ganas de controlar la carrera. Echan balones fuera. Ya lo vimos en el final de La Covatilla. Que sea otro el que trabaje. Si la escapada tiene más de tres ciclistas, no veo a un equipo que pueda echarla a bajo en Luintra. Eso sí, una fuga de corredores de cierto nivel, porque para superar ese terreno hay que hilar muy fino", comenta Óscar Pereiro.

El exciclista gallego está seguro que si alguien se confía, lo va a pagar caro . "Va a haber corredores que se van a llevar una sorpresa seguro. Se acumulan muchos metros de desnivel en un terreno pestoso, con sube y baja y sin un metro llano. Si alguno de los favoritos tiene algún momento de dificultad, puede hasta quedar eliminado de la lucha por la general. Si hace calor, puede ser una jornada de las que hacen mucho daño".


Abanico de candidatos


Una pelea por el triunfo final en Madrid que está en su máximo apogeo. Con etapas por delante para aclarar el panorama, las perspectivas no pueden ser mejores. "El resumen de este primer tramo de Vuelta es que hay muchos candidatos con muy poco tiempo de diferencia. Nos vamos a divertir mucho en lo que queda de carrera con Les Praeres, Lagos de Covadonga... Hay mucha igualdad y creo que es positivo. Una Vuelta que no está rota. Y esa es la línea de los últimos años, que prácticamente se está decidiendo el último día de competición. Ojalá sea así", insiste Pereiro.

El primer asalto tiene lugar en Luintra. La Vuelta a España no se va a ganar en Ourense, pero algún favorito la puede perder. Y de ello serán testigos los aficionados de la provincia. Para no perdérselo. Todo un ganador del Tour, da la bendición.