FÚTBOL SALA

Antepenúltima cita de las chicas

El Envialia, ya en la Copa, busca escalar puestos con la visita del Majadahonda, mientras el Burgas, que busca la octava plaza, visita al Alicante

Antepenúltima cita de las chicas

Tres partidos le quedan a la liga 2016-2017 en la Primera división de fútbol sala femenino y para los equipos ourensanos todavía queda mucho por definir. Sobre todo al Cidade de As Burgas, que se está jugando su segunda presencia en una Copa de España. Tendrán billete los ocho primeros clasificados y el conjunto de Manolo Codeso es noveno, con los mismos puntos que el equipo que le precede en la tabla, el Móstoles, y al que antecede, un Majadahonda que esta tarde visita la cancha central de Os Remedios. Se medirá al otro conjunto ourensano, el Envialia, ya con el pasaporte para la cita copera nacional pero que está buscando una buena ubicación final en la tabla y, de paso, rival para el torneo del 'k.o.'. En este momento es sexto y se enfrentaría al tercero, en la actualidad el Alcorcón. El cuarto y el quinto se ven las caras en la eliminatoria de cuartos de final, mientras que el campeón se medirá al octavo y el segundo al séptimo.

En Os Remedios, desde las 17,00 horas, el Envialia pondrá a prueba la mejoría de las últimas dos jornadas en las que ha superado una de sus asignaturas pendientes este curso, puntuar ante los grandes. "El empate ante el Atlético y la victoria en Alcorcón nos ha venido muy bien. Ahora, lo que nos falta es estar a un buen nivel también ante los pequeños", afirma Chipi, entrenador del equipo.

El rival de las blanquinegras es un Majadahonda inmerso en la lucha por la octava plaza, la única de la primera mitad de tabla que no tiene dueño. No será un partido sencillo para ninguno de los contendientes. "Los arranques de los partidos ante ellas siempre se nos dan bien pero el arreón final suyo hace que las segundas partes de los partidos sean muy difíciles. En su casa pasó los dos años lo mismo, siendo capaces de igualar una desventaja de dos goles. Es un equipo que juega a rachas, con una jugadora desequilibrante como Marta Rodríguez, y con jugadoras a su alrededor que compiten muy bien y que son inteligentes. Además, no exponen y defienden muy bien el uno contra uno. Son capaces de lo mejor y lo peor por ello será un partido de lecturas y, por supuesto, no cometer errores e intentar sacar provecho de esos momentos de bajón que tienen en cada partido", añade el técnico Chipi.

El Burgas, a sorprender

El Burgas tiene en teoría un rival mucho más complicado. Visita desde las 18,30 al Universidad de Alicante, el único equipo que ha sido capaz de aguantar el pulso del líder Atlético. De hecho, las valencianas mantienen a las madrileñas sin poder cantar el alirón. "Se trata de un rival muy complicado, pero no tenemos nada que perder", reconoce Manolo Codeso, entrenador del conjunto blanquiverde.

El técnico recuerda que " de Alicante ya nos tenemos venido con un 9-0 pero también tenemos demostrado que somos capaces de hacerle daño en su casa pues el año pasado les ganamos. Le tengo mucho respeto al partido pero veo al equipo capacitado y como nos lo creamos... La victoria de la pasada semana ha sido vital y el equipo está confiado en poder hacer un buen partido. A partir de ahora cada partido es vital en la lucha por entrar en la Copa de España".