PREFERENTE SUR

David Rivo: "Nos toca apretar los dientes"

El técnico del Velle David Rivo reconoce que sabían de la dificultad de la categoría y apela al compromiso de la plantilla para lograr la salvación

David Rivo, antes de empezar el entrenamiento de este martes en el Monte da Aira. (MARTIÑO PINAL)
David Rivo, antes de empezar el entrenamiento de este martes en el Monte da Aira. (MARTIÑO PINAL)
David Rivo: "Nos toca apretar los dientes"

El Velle no logra encauzar el rumbo en su nueva andadura en la Preferente Sur. Sabían en el club el reto que suponía el ascenso y pese a los malos resultados, confían en lograr la salvación.

David Rivo, que cumple su cuarta temporada al frente del equipo, reconoce que no lo está pasando bien y que este es su peor momento. "La verdad es que las otras temporadas fueron de menos a más y siempre logramos los objetivos. En esta está siendo mucho más complicado, pero lo sabíamos y lo habíamos hablado, así que tenemos que saber convivir con ello".


Pensó en dejarlo


Hace dos semanas cayeron en casa ante el Vilalonga por 0-4. Fue una derrota dolorosa que hizo reflexionar al técnico de los de Velle. La pasada semana se reunió con algunos directivos y les explicó que no tenía ningún problema en abandonar el equipo si esa era una solución positiva. Sin embargo la respuesta fue un "no" rotundo y lo que recibió fueron animos para seguir trabajando y tratar de revertir la situación actual.

Aunque todavía queda mucha liga por delante, es inevitable hacer números. Rivo también y las cuentas le salen si "logramos ganar siete partidos de los catorce que nos faltan por jugar". Algo que no es fácil pero confía en el trabajo de la plantilla, algo que elogia "Por el momento no tengo ningún pero que ponerle. Estamos trabajado mucho y lo único que nos falta es trasladar todo ese trabajo a los partidos de los domingos, es algo que no estamos consiguiendo", y entiende que "por buscarle una causa, salimos demasiado ansiosos y a veces nos precipitamos".

Un equipo que apenas tiene presión, salvo "la que yo mismo les pongo. En la directiva en ese sentido no tenemos ninguna queja" y espera que todavía "tengamos margen para la salvación. Esto es una carrera de fondo, lo sabíamos desde que empezó la competición y nos toca apretar los dientes". El domingo llega el Moaña.