FÚTBOL SALA

“Me duele mucho salir así”

Laura Fernández se marcha tras nueve años en el Envialia lamentando que el club "no quiso solucionar mi problema"

La madrileña Laura Fernández, ayer en el barrio de A Ponte.
La madrileña Laura Fernández, ayer en el barrio de A Ponte.
“Me duele mucho salir así”

Unas rodillas gastadas por la competición al más alto nivel durante una década y media, combinado con un trabajo a jornada completa con relativas exigencias físicas, han motivado el adiós de la madrileña Laura Fernández al Envialia. La exinternacional de 33 años (1 de agosto de 1983), que afrontaba su novena temporada en el conjunto ourensano, se despidió de sus compañeras y de la afición con un comunicado en el que agradece el trato recibido y en el que expresa su pesar por verse obligada a tomar una decisión que entiende podía haberse evitado si desde el club la hubieran tomado más en consideración. "Veo que no querían solucionar mi problema, las cosas se podían haber hecho mucho mejor", se lamenta.

¿Qué lleva a una jugadora a dejar un equipo a mitad de curso después de tantos años en la entidad?

Es el hecho de no buscar o no querer encontrar la solución a un problema que está planteado desde hace meses. Ellos (el club) me ofrecieron un trabajo pero requiere esfuerzo físico durante una jornada laboral de ocho horas y me resulta imposible compaginarlo con los entrenamientos y los partidos de máximo nivel. ¿Las rodillas? No tengo problemas con el rotuliano, mis molestias son las típicas de cualquier jugadora que lleva al máximo nivel tanto tiempo, como cualquier otra jugadora. Es más, yo he puesto todo de mi parte, pues para paliar mis problemas me sometí a un tratamiento de factores plaquetarios que costeé personalmente. Lo hice por mi salud, pero también porque me gusta competir. Nueve años en el club y salir de esta forma no es plato de buen gusto, me duele mucho salir así, pero era la única solución".

¿Tan insalvable era la situación?

Creo que las cosas se podían haber hecho mucho mejor. El club conoce mi situación desde septiembre pero vas viendo cosas y llegas a la conclusión de que no querían solucionar lo mío, por eso tengo que dejarlo. Hay compañeras que trabajan sentadas en una oficina y yo estoy en un almacén ocho horas, no estoy en igualdad de condiciones y entrenar y rendir bien así es imposible. Todo me lleva a pensar que conmigo no contaban. Me molesta terminar así. Durante las vacaciones de Navidad, que descansé, pudo entrenar bien y de hecho al volver pude jugar a buen nivel. Esto quiere decir que si tuviera otro trabajo las cosas serían distintas.

Tan solo falta el finiquito.

Solo falta que me den la carta de libertad pero también en la despedida tengo problemas. Hablé con el entrenador y en caso de fichar por otro equipo de la liga (Laura no participó en cinco partidos y tendría la posibilidad de recalar en un equipo de la misma categoría) quieren que pague la mutualidad y que fiche una cláusula para no jugar ante el Envialia. Si no me quieren aquí, por qué pretender que no juegue ante ellos si ficho.

¿Hay algún equipo en cartera?

Han hablado conmigo equipos que se extrañaban porque no jugaba, pero sin ninguna pretensión de fichar. En este momento lo único que tenía claro era que debía dejar el Envialia, después ya se verá. Ahora tengo la cabeza loca, no sé si seguiré jugando. Hubiera preferido cerrar la temporada aquí, terminar así no entraba en mis planes.

¿Seguirá en la ciudad o se marcha?

Ahora lo único que quiero es tener un fin de semana tranquilo, después ya se verá. Tengo dos asignaturas pendientes para terminar la carrera (Educación Infantil) aunque estoy valorando opciones de si terminar aquí los estudios o hacerlo a distancia, ahora no lo sé.

¿Con qué se queda de su paso por el fútbol sala ourensano?

Este es el peor momento de mi carrera deportiva pero no puedo juzgar las otras ocho temporadas por lo que ha pasado ahora. Cuando fiché por el Ponte tenía muchas ofertas pero lo hice porque había un proyecto joven pero atractivo. Llegué en el mejor momento de mi carrera y disfruté con un gran equipo ganándolo todo: Liga, Supercopa y Copa. Estoy muy orgullosa de mi carrera deportiva y muy contenta de mi paso por Ourense.