RUGBY

El Campus se lleva el derbi

El equipo ourensano logró la victoria en un intenso y disputado partido ante el CRAT en el que siempre llevó la iniciativa

Jason Harvey recibe el placaje de un rival del CRAT ante la mirada de sus compañeros Kottier y Guille. (Iván Dacal)
Jason Harvey recibe el placaje de un rival del CRAT ante la mirada de sus compañeros Kottier y Guille. (Iván Dacal)
El Campus se lleva el derbi

El Campus Ourense de rugby inició el año con una victoria en el derbi frente al CRAT, en un partido competido y de alta intensidad a pesar de lo corto del resultado final, 15-7.

El conjunto ourensano hizo saltar por los aires las previsiones de los coruñeses a los dos minutos de juego. 

En la primera acción ofensiva de los locales primer ensayo. En un ataque que dejó clara la madurez adquirida con el paso del tiempo del equipo que entrena David Monreal, el Campus supo tener paciencia y en la octava fase ensayó pof medio de una de las últimas incorporaciones, el samoano Peter Faalili (5-0 tras errar Moi la conversión).

Con las primeras gotas de lluvia el CRAT apareció en el encuentro y comenzó a tomar la iniciativa pero sin inquietar a la defensa ourensana.

Cruzado el ecuador del primer tiempo, en el minuto 29 de juego, nuevo golpe del Campus, en esta ocasión tras la salida de una touch cerca de la línea de ensayo fue aprovechada por Guille, que por fuerza cruzó la línea de try coruñesa dejando el marcador fijado en 12-0 una vez llegados al tiempo de descanso.

Tras el paso por vestuarios, el partido continuó con la misma tendencia. Mucha intensidad y apenas ocasiones por ambos conjuntos, salvo un golpe de castigo errado por Moi en los compases iniciales.

La tensión del partido saltó al campo con la expulsión de dos jugadores del CRAT y el entrenador visitante tras una tángana que no fue a más pero que encendió los ánimos en la grada.

En ese momento, con la superioridad ourensana llegó el ensayo visitante, producto de un despiste en la marca ourensana (12-/7).

Tras el ensayo, el Campus se reencontró con su juego. Después de varias intentonas infructuosas, incluida una internada de Moi que no completó al escapársele el oval de las manos sobre la línea, un golpe de castigo transformado por MacLeod en la recta final (15-7) dejó el partido sentenciado a favor de un Campus que se asienta en la zona alta de la tabla.