RUGBY

El Campus, un rodillo

El conjunto ourensano superó con claridad a un Zarautz que apenas inquietó a los locales

Una de las jugadas entre el Campus y el Zarautz.
Una de las jugadas entre el Campus y el Zarautz.
El Campus, un rodillo

El Campus Ourense, a pesar de sus despistes defensivos, sumó una nueva victoria, la undécima de la temporada, ante un Zarautz que comenzó bien, pero terminó cediendo ante el despliegue ofensivo local.

El frío volvió a ser protagonista en el Universitario. Las temperaturas, cercanas a los cinco grados a las 12 del mediodía, amedrentaron a los aficionados, que se acercaron tímidamente a las heladas gradas del campo.

En el inicio, dominio vasco, aunque sin apenas ocasiones claras. Con Agustín Cittadini en el campo, uno de los mejores pateadores de la liga, el Zarautz se puso por delante en el marcador en el primer golpe de castigo que tuvieron (3-0).

Casi sin tiempo a recuperar la posición, el Campus reaccionó con un ensayo de Simaile, que tras una touch y tres fases de ataque cruzó la línea de anotación casi bajo palos (7-3 tras la transformación de Shearer).

De nuevo en un lanzamiento a palos y con Cittadini como protagonista, Zarautz recortó la renta (7-6) y casi en un calco de los sucedido en los minutos iniciales, el equipo de Monreal respondió con un nuevo ensayo de Simaile, esta vez en una buena combinación a lamano etre Reubén, Santórum, Marston y el primera línea samoano (14-6, tras la transformación de Shearer).

El tercer ensayo llegó tres minutos más tarde. Marston, inició una contra en campo propio a la salida de una melé para avanzar con velocidad y terminar cediendo a Shearer que con una galopada de 40 metros abrió aún más la renta local (19-6).

Dos despistes defensivos consecutivos del Campus permitieron a un cerrado Zarautz acortar diferencias por medio de Larrañaga aunque antes del final del primer tiempo, un ensayo de castigo para los ourensanos y un nuevo golpe de castigo vasco dejaron el marcador en un ajustado 26-16.

En la segunda mitad, Jaime se convirtió en protagonista del ataque. Con las imprecisiones yendo a más en ambos conjuntos, el ala ourensano hizó el primero de sus dos ensayos a la salida de una melé (33-16).

En otra descompensación tras una melé el Zarautz sacó petróleo y siete nuevos puntos (33-23) antes del último arreón ofensivo de un Campus sobrado de puntos.

Primero, un golpe de castigo de Shearer, diez minutos después el tercer ensayo de un espectacular Simaile (que recibió golpes por todos lados y terminó pidiendo el cambio), a continuación un ensayo de Clarke (suplente este domingo) tras un robo de picardía de Rucho y por último, un ensayo del propio capitán del Campus Ourense, que con una espectacular finta engañó a su par a escasos metros de la línea de ensayo para anotar el definitivo 51-23, que permite al Campus seguir soñando con alcanzar el tercer lugar de la tabla.

El próximo fin de semana viaje a Santander para medirse al Bathco.