TERCERA DIVISIÓN

Michi, el candado del Ourense CF

El portero del equipo pontino es uno de los menos goleados de Tercera y artífice de la buena temporada que llevan los de Fran Justo

El portero del Ourense CF, Miguel Varela, Michi, ayer en Oira, antes de entrenar.
El portero del Ourense CF, Miguel Varela, Michi, ayer en Oira, antes de entrenar.
Michi, el candado del Ourense CF

Es uno de los baluartes del equipo del Ourense CF. Miguel Varela, Michi (Ourense, 1986), cumple su segunda temporada en el equipo de Fran Justo, donde se encuentra muy a gusto. La pasada temporada, logró el ascenso a Tercera y en esta es uno de los menos goleados de la categoría. Todo un seguro para el equipo ourensano.

Su pasión por el fútbol comenzó con sólo seis años en el Pabellón. Desde sus comienzos enseguida destacó y casi siempre jugó por encima de su edad y pronto sus cualidades llamaron la atención, tanto en sus entrenadores como en los rivales y ojeadores. Algo que también le llevó a ganar el Trofeo Miguel Ángel, que premiaba al guardameta con mayor proyección. Algo que recuerda con cariño: "La verdad es que me costó bastante. De aquellas tenías que ganarlo en el último año de juvenil, y yo antes de lograrlo, había sido tres veces segundo". Curiosamente, no lo ganó con el Pabellón, pues su último año lo jugó en el entonces Ponte Ourense en Preferente.

Sus buenas actuaciones lo llevaron al desaparecido CDO, donde estuvo dos temporadas. "La primera fue inolvidable. Jugué 15 partidos de liga y dos de Copa. Todo empezó demasiado bien, pero terminó peor". La situación del equipo y la presión pudieron con Michi, que ahora, con el paso del tiempo reconoce que "Me encontré de repente jugando en O Couto, con mucho público y presión, y seguramente me faltó la madurez necesaria para saber afrontar la situación. Creo que eso me condenó un poco, pero ya pasó".

La segunda temporada apenas jugó cuatro ó cinco partidos, por lo que decidió cambiar de aires. "Me fui al Pontevedra como tercer portero, entrenaba con el primer equipo y jugaba en el filial. La última temporada, con Aurelio Gay, fui convocado durante la segunda vuelta". De ahí al Lucena de Cordoba en Segunda B, donde empezó a vivir la crueldad del futbol de Segunda B. "Lo pase mal, estaba fuera de casa y no cobrábamos. Llegaron a debernos varios meses y en la segunda temporada decidí volverme para casa."

Ve el fútbol de otra manera

Y casi volvió a empezar. "Me fui una temporada al Celanova y después fiche por el Lalín, donde estuve cuatro temporadas hasta que llegó la oferta del Ourense CF".

Pero desde que volvió a casa tuvo claro que "el fútbol ya no era mi prioridad. Me sigue gustando mucho, pero ya no apuesto por él como antes. Ahora tengo que ayudar en el negocio familiar, estoy preparando unas oposiciones y se ve de una manera muy distinta".

Y con el paso del tiempo, Michi también fue cambiando la forma de ver las cosas y de comportarse. "Ahora te das cuenta que cuando las cosas van mal unir al grupo es muy importante. Tiras más del carro, haces bromas para que haya buen ambiente y te preocupas más. Cuando eres joven eso no lo ves".

Y aunque no descarta nada, ve complicado volver a salir. "Sería surrealista decir que no a una gran oferta, pero ahora mismo estoy muy asentado aquí y tengo claro que la prioridad es mi familia y los estudios. No contemplo la posibilidad de salir, además los tiempos no son los mejores".

De esta temporada se queda con el hecho de que "la salvación está casi lograda. Empezamos la liga muy fuertes, pero después tuvimos un bache y ahora volvemos a estar bien". Por eso espera "quedar lo más arriba posible y después Dios dirá". Porque si algo tiene claro el portero es que "aún me queda cuerda para rato." Así es Michi, el candado del Ourense CF.

Los datos de Tercera

Graficos Pepe