COB

El COB de Fuenteovejuna

El equipo ha pasado de ser colista a firmar la mejor racha de la liga y ser la segunda mejor defensa

Varios jugadores del COB celebran la victoria contra el Oviedo.
Varios jugadores del COB celebran la victoria contra el Oviedo.
El COB de Fuenteovejuna

Ganar seis partidos en siete jornadas ya suena complicado en una liga tan igualada como la LEB Oro. Que esa dinámica la protagonice un equipo que era el colista de la competición y que solo había ganando un partido en 15 jornadas parece imposible.

El COB le ha dado la vuelta al calcetín en dos meses y lo hecho con una idea tatuada en la piel. La defensa es la clave para salir del pozo. En las últimas siete jornadas el equipo ourensano firma los mejores números de la competición, igualado con Breogán y Melilla, y es la segunda mejor defensa (65 puntos por partido), solo superado por los norteafricanos (63,2).

"Hace dos meses no es que fuésemos la peor defensa de la liga, es que con nuestro ratio de puntos encajados por posesiones éramos el peor equipo en la historia de la LEB Oro". El que aporta ese dato es el entrenador del equipo, Gonzalo García de Vitoria.

Lo fácil es recurrir a los tópicos de las caras nuevas y el cambio de actitud para explicar rápidamente una metamorfosis tan radical. Pero detrás de los números hay mucho que analizar.

"El ataque también influye. Si haces buenos tiros te corren menos veces y encajas menos puntos fáciles. Si atrás tienes una referencia que casi no comete errores (Davis Rozitis) ya notas mucho cambio y si otros jugadores además evolucionan mucho en la disminución de los errores, más aún. El mejor control del rebote, empeorar los porcentajes de puntos encajados en tiros de tres puntos, cometer menos pérdidas.... Es una combinación de muchas cosas".

Los números están sobre la mesa y hablan de un COB que sigue claramente al alza. Buen síntoma apoyado además por una mentalidad correcta: "El equipo no se va a relajar. Esto va a ser larguísimo y lo tenemos asumido. Seguimos entrenando muy bien".