FÚTBOL | TERCERA

A la fiesta de la UD Ourense solo le faltó el gol

UD Ourense
UD Ourense
0
0
Somozas
Somozas
El delantero rojillo Joni se marcha de los jugadores del Somozas Davi y Juan Martínez ayer en el partido jugado en O Couto.
El delantero rojillo Joni se marcha de los jugadores del Somozas Davi y Juan Martínez ayer en el partido jugado en O Couto.
A la fiesta de la UD Ourense solo le faltó el gol

La UD Ourense no pudo llevarse el sobresaliente en el primer partido ante sus aficionados en Tercera división. La culpa solo la tuvo el marcador, que ante el Somozas reflejó un injusto 0-0 para los de Currás pese a gozar de buenas oportunidades. Todo lo demás salió redondo. Pese a todo el notable no está mal para empezar.

Aunque el partido también les valió a todos para ver lo que es la Tercera. Fútbol profesional, ya sin el casi. EsoFICHA gusta.

Llegaba el Somozas, un conjunto que desde hace años pulula por la Segunda B y la Tercera. Con nombres importantes en su plantel, con veteranía para manejar los partidos y con jugadores que no se ponen nerviosos cuando el númeroso público la toma con ellos. A mayores venían de 'cascarle' cuatro goles en la jornada anterior al todopoderoso Racing de Ferrol.

Quiza por eso los de Fernando Currás salieron enchufados para marcarle el terreno al rival. Aunque a todo lo anterior hay que sumarle el portero visitante Marcos Souto, un tipo experimentado en Tercera y que no le tembló el pulso. Lo demostró con el primer disparo de Arce y se lució con un paradón a remate de Joni evitando el 1-0 a los diez minutos de partido.

En el Somozas, ritmo lento, defensa de cinco sin prisa y buscando las genialidades de Gerardo, uno de los mejores jugadores de Tercera también en las provocaciones que ayer no tuvo su tarde. Fue mejor así.

El partido tenía mucho ritmo pese al intenso calor que propicio que el colegiado López Fernández detuviera el partido en dos ocasiones, una en cada tiempo. Pero los jugadores derrocharon esfuerzo y no se amilanaron ante el bochorno.


Marcos salvó a su equipo


En la segunda parte cambio la decoración. Los de Currás se fueron a por los tres puntos. Y nos los llevaron por culpa del portero Marcos Souto. Al minuto, un error defensivo lo aprovechó Adrián Vaz que cedió a Rubén Arce. Encaró al meta visitante pero esté en una gran intervención evitó el tanto. También la tuvo Durán, pero su remate se fue excesivametne alto. Y en el 72 llegó la euforia. David González, que acaba de entrar al campo fue objeto de penalti. Alfredo fue confiado a lanzarlo, pero se encontró con Marcos Souto. El falló dejó tocado al equipo rojillo que pudo perder el partido en los últimos diez minutos. Lo evitó Pato con un paradón a tiro de Quique Cubas y más tarde Marcos mandó una pelota fuera. No sería justo, pero esto es la Tercera y no tiene tiempo ni para las lamentaciones.