LA VUELTA EN OURENSE

Javier Guillén, sobre la etapa en Luintra: "Era obligado repetir"

Javier Guillén, director de La Vuelta, reconoce que "la Ribeira Sacra es una de las pequeñas joyas de la carrera este año"

Los ciclistas, afrontando una bajada en la etapa de 2016 en plena Ribeira Sacra ourensana.
Los ciclistas, afrontando una bajada en la etapa de 2016 en plena Ribeira Sacra ourensana.
Javier Guillén, sobre la etapa en Luintra: "Era obligado repetir"

La Vuelta a España descubrió la Ribeira Sacra ourensana en 2014 y desde entonces se ha quedado prendada de ella. La ronda ciclista española solo ha tardado un par de años en regresar a unos parajes que ofrecen belleza paisajística y que prometen además belleza deportiva y competitiva para la etapa que arranca en la localidad zamorana de Mombuey y que finaliza en Luintra: 207,8 kilómetros para la jornada más larga de la presente edición de la carrera.

Javier Guillén, director de La Vuelta, se deshace en elogios hacia la Ribeira Sacra por el juego que aporta en todos los ámbitos. "Teníamos muchas ganas de volver. El paso en 2016 nos dejó encantados y era obligado repetir", reconoce Guillén. Al juego deportivo de aquella etapa rompepiernas de hace dos años en la que se impusiera Simon Yates se le une "una de las pequeñas joyas paisajísticas de toda esta Vuelta", y además "una etapa muy ciclista, la más larga esta edición y de desgaste, en la que la exigente orografía la convierten en una carrera muy difícil de controlar y el ejemplo lo tenemos en lo que pasó hace dos años".

Y añade: "Tenemos más medios que en la anterior visita a la Ribeira Sacra y toda la gente tendrá la oportunidad de ver con la mejor calidad no solo uno de los cuatro o cinco eventos deportivos con mayor repercusión en España, si no además todo lo que ofrece de añadido cada una de las zonas que visita, y esta zona en concreto tiene mucho que enseñar. Solo espero y deseo que no haya ninguna inclemencia meteorológica que impida ver todo lo bueno de la Ribeira Sacra. Seguimos creciendo año a año y por ello enseñamos lo mejor de cada zona a 190 países".

El máximo responsable de la carrera hace hincapié también en el matrimonio perfecto que forman la Diputación de Ourense y La Vuelta. "Podemos decir que la carrera y la Diputación, representada en su presidente Manuel Baltar, son grandes amigos. Creemos que Ourense es una provincia que tiene mucho por descubrir".