FÚTBOL SALA FEMENINO

La liga toma la cancha

La Primera división de fútbol sala femenino arranca con el Ourense Envialia recibiendo al ascendido Cádiz y el Burgas visitando al Móstoles FSF

Las jugadoras del Envialia, equipo que empieza la liga como local, celebran un gol ante el Atlético.
Las jugadoras del Envialia, equipo que empieza la liga como local, celebran un gol ante el Atlético.
La liga toma la cancha

Empieza la competición de la regularidad en la Primera división de fútbol sala femenino. El experimentado Ourense Envialia y el bisoño Cidade de As Burgas ponen en marcha la liga que debe significar para las primeras la consolidación entre las mejores del panorama nacional y para las segundas el inicio de un nuevo proyecto, más de cantera que nunca.

En el estreno liguero, el Envialia recibe desde las 17,00 horas en Os Remedios al Cádiz, uno de los recién ascendidos, mientras que el Burgas visita a partir de las 18,30 horas el polideportivo Villafontana para medirse al Móstoles.

El Envialia disputará el segundo partido oficial de la semana tras solventar el miércoles por la vía rápida el de Copa Xunta ante A Fervenza con un 0-8 incontestable (3 goles de Claudia Terrés, 3 de Sara Moreno y uno de María y Andrea).

Esta tarde desde las cinco las de Chipi tienen cita ante el Cádiz, uno de los nuevos: "Es un equipo todavía por descubrir. Llegarán llenas de ilusión y con la motivación por las nubes, sin nada que perder ante un rival como nosotras, y con ganas de hacer un buen partido, bien por el resultado bien por sensaciones", reconoce Chipi, entrenador del conjunto ourensano.

Chipi destaca que "debemos ser solventes desde el principio de liga si queremos estar arriba. En casa estamos haciéndolo bien, lo que nos falta es mejorar a domicilio. Para comenzar debemos seguir siendo sólidos en defensa".

El entrenador blanquinegro convocará a todas sus jugadoras, otra historia será que participen: Bea Martín, que está completando su recuperación, y Chiky, con molestias en la rodilla, son las dudas.

Primer viaje

Esta semana viaja el Burgas. Destino Móstoles, desde las 18,30 horas en el polideportivo Villafontana ante uno de los equipos que después de estar entre la flor y nata de la categoría tuvo que lidiar con destinos menos agradables. En las últimas temporadas ha alcanzado la estabilidad deportiva necesaria para que ahora afronte el reto de volver a estar en la zona noble. "Tuvo temporadas en las que sufrió mucho pero ha trabajado mucho y mantiene un bloque muy similar desde hace cinco o seis años y fijo que este año va a estar entre los ocho primeros y quien sabe si puede ser una de las sorpresas del campeonato", subraya Manolo Codeso.

Las claves del partido, al menos para su equipo, son según el técnico de las ourensanas "estar fuertes defensivamente y sobre todo que nonos queme el balón. Si lo logramos, incluso en momentos que podamos descompensarnos tendremos una solución".

Codeso tiene claro quien es el favorito, pero no tira el partido: "No quiero que en los partidos fuera de casa seamos una comparsa, el equipo debe ir cogiendo responsabilidades para ir creciendo como equipo y ganando en experiencia. Además, nos vendrá muy bien para los partidos de nuestra liga, aquellos en los que tengamos que llevar la iniciativa. Con todo ello, vamos a salir a puntuar, nos faltará calidad pero garra no. Le jugaremos de tú a tú al Móstoles".