BOLA EXTRA

La verdad del gol de "Fariña"

Iván González, ex jugador de CD Ourense y ahora en el Dumbría, destripa el rodaje y cómo marca el único gol de la serie televisiva

Javier Rey, en el papel de Sito Miñanco, saluda a cámara ante los aplausos de los jugadores del Cambados entre ellos Iván González, segundo en la parte derecha de la foto.
Javier Rey, en el papel de Sito Miñanco, saluda a cámara ante los aplausos de los jugadores del Cambados entre ellos Iván González, segundo en la parte derecha de la foto.
La verdad del gol de "Fariña"

La Ría de Arousa aparece al fondo de la pantalla imponente y silenciosa en el cuarto capítulo de "Fariña". Las bateas se balancean con las olas y rebotan contra los cimientos del campo de fútbol Salvador Otero. Terito, Manuel Charlín, Colombo, Laureano Oubiña y Esther Lago están apoyados sobre las gradas, mientras Sito Miñanco recibe el aplauso del Cambados y un equipo rival. Una imagen que dista diferente de la fotografía original, ya que en ella la segunda persona que se coloca a la espalda del capo es Mario Guede, el ex entrenador que llevó al 'narcoCambados' a lo más alto de Segunda división B. Mientras que en la escena de la serie de Antena 3 es Iván González Veiras (Noia, 1978), quien se inclina para darle la mano a Sito Miñanco.

"La verdad que estoy muy agradecido a Bambú Producciones por darme la oportunidad de hacer mis primeros 'pinitos' en el mundo de la televisión. El jefe de la productora de la serie quería que se rodara por la zona de Noia y algunos cuantos fuimos a echar una mano y de ahí, a estar metido de lleno en la serie".

Iván González es un trotamundos del fútbol gallego. Pasó por el Compostela, el CD Ourense, el Negreira, el Noia y ahora en el Dumbría, pero sus mejores años fueron con el Lugo de Quique Setién. El futbolista tuvo la oportunidad de trabajar de forma continua con los actores de la serie y ser partícipe del éxito con una aparición estelar. "Cuando la estábamos grabando se veía que podía tener mucho bum por el tema que trataba y porque aquí en Galicia es un asunto tabú. Todo el mundo lo conoce, pero no se exterioriza con profundidad". Aunque a su entorno el mundo del narcotráfico no le rozó, "cuando vas creciendo ves como amigos o amigos de tus amigos participaban en descargas y es algo que influyó mucho en las Rías Baixas". 

"Para cinco minutos de un capítulo, grabábamos casi ocho horas diarias y había que sumar la labor de montaje"

Tras ayudar con el atrezo y la elaboración de escenarios donde "se cuidaba hasta el más mínimo detalle", tuvo la oportunidad de ser parte de la figuración de la serie.

"La verdad que no me esperaba que me lo dijeran. Empecé trabajando de forma temporal para compatibilizarlo con el fútbol y me dijeron si quería formar parte. Me gustó la idea y acepté". 

Mientras ayudaba a montar el cuartel de la Guardia Civil, la nave de Sito Miñanco o el chalé del narcotraficante en Las Gaviotas, entrenaba con el Negreira. "Mis compañeros me preguntaban si alguno podía venir y qué tal con Sito Miñanco", explica mientras esboza una risa.

Alguno de ellos incluso se lo imaginaba en el papel de Tati, el goleador del Cambados en la producción televisiva. Y lo fue por un momento. "La verdad que si que me decían de broma que tenía que ser el nuevo. Pero te voy a contar algo que poca gente sabe. El gol que aparece en el cuarto capítulo tuve que marcarlo yo. Estuvimos casi dos horas para grabar esa jugada, porque el actor que hace de Tati no era capaz. Nunca había jugado al fútbol, coDibujomo muchos que salen. Y tuve que hacer yo la jugada y marcar el gol. Me puse la camiseta con el número 9 y me grabaron por detrás. Salió muy bien la verdad".

Se ríe al contarlo. La que no le hacía mucha gracia era a su novia: "Casi me mata (dice entre bromas). Porque tuve que dejarme el pelo largo y en  el verano pasado teníamos dos bodas. Pasé cuatro meses sin cortar el pelo, así que imagínate". Confiesa que nunca durmió en el sofá.

Las anécdotas sobre el capo en Vilargarcía de Arousa  todavía están presentes. "Cuando estábamos rodando la serie nos contaban cosas sobre su etapa en el Cambados y sobre la vida que llevaba. Por ejemplo, nos decían que los jugadores y el entrenador del equipo cobraban mejor que el Dépor o el Celta, estando en Segunda división B. O por ejemplo que llegaba Sito o sus apoderados con bolsas de basura cargadas de dinero al vestuario a pagar a los futbolistas. Otra cosa que nos dijeron es que era muy bueno con la gente, que no quería que a nadie le faltase de nada. Pero claro todo eso con el tabaco estaba bien, pero con la cocaína ya cambió la concepción y se verá en la serie como aparece el movimiento Érguete con Carmen Avendaño".

El episodio del "narcoCambados" en "Fariña" pasa casi inadvertido, como lo hace en el libro de Nacho Carretero. El goleador de la serie, Iván González, desconocía la vinculación ourensana con el equipo del narcotraficante. Era demasiado pequeño. Lo que nunca podrá olvidar es cómo grabó aquel gol, aunque la autoría se la lleve el hombre de confianza de Miñanco.