RUGBY

El líder invicto visita al Campus

El Universidad de Burgos, serio candidato al ascenso de categoría, llega a Ourense con un impresionante bagaje de 13 victorias en 13 encuentros

Los jugadores del Campus Ourense salen de una melé durante el derbi disputado ante el Universidad de Vigo en la universidad.
Los jugadores del Campus Ourense salen de una melé durante el derbi disputado ante el Universidad de Vigo en la universidad.
El líder invicto visita al Campus

El Campus Ourense Coosur de Rugby vuelve a la competición. Entre el parón navideño y los aplazamientos, ha sido más de un mes sin competir para el equipo de David Monreal, que vuelve al campo de la Universidad para recibir al líder invicto de la competición, el Universidad de Burgos.

Desde las 16.00 horas, los ourensanos se miden al auténtico dominador de la División de honor B, el UBU de Álvaro González, que suma 13 victorias en otros tantos encuentros ligueros.

Después de un partido gris, en el que vencieron igualmente al CRAT de A Coruña, los burgaleses llegan a Ourense con la misión de reencontrarse con su juego, ante un rival que en casa se ha mostrado como uno de los más solventes de la competición.

Antes de saltar a la cancha, el entrenador del conjunto ourensano, David Monreal destaca que "seguramente al principio nos falte algo de ritmo competitivo como es lógico. Llevamos un mes parados y espero que no tardemos mucho en entrar en el partido. Nos medimos a un gran equipo pero si jugamos al nivel que lo hicimos frente al Universidad de Vigo, tendremos nuestras oportunidades".

Sin Jaime, sancionado un partido y con Abraham fuera de las canchas de forma indefinida, el XV ourensano volverá a contar con Sefo Setefano y Tui Katoa dentro del equipo inicial.

Consciente de las dificultades para detener a un equipo con el potencial del Burgos, con tres jugadores sudafricanos en la delantera de mucho nivel, Monreal considera que "en el partido de ida, con todos los problemas que tuvimos para viajar, las bajas y la bisoñez del equipo estuvimos en el partido. Durante 20 minutos fuimos superiores y pudimos hacerles daño. Ahora, con todo lo aprendido y la fortaleza que mostramos en casa creo que podremos sacar cosas positivas" y cuestionado sobre lo que supondría la victoria, más allá de lograr la permanencia casi virtual, el ourensano es claro: "Sería un premio y un plus de moral de cara al final de la temporada. Vigo volvió a perder la semana pasada y eso nos deja en una posición muy cómoda en la liga. Si ganamos no estaremos salvados pero sí sería un paso casi definitivo. Ganar nos pondría en una situación inmejorable".