FÚTBOL - SALUD

Cristian Ferreira, la misma sonrisa y 11 kilos más

El futbolista del Allariz Cristian Ferreira agradeció los mensajes de apoyo recibidos antes de iniciar la última fase de su tratamiento contra la leucemia

El jugador del Allariz Cristian Ferreira explicó que le queda por delante en su lucha contra la leucemia.
El jugador del Allariz Cristian Ferreira explicó que le queda por delante en su lucha contra la leucemia.
Cristian Ferreira, la misma sonrisa y 11 kilos más

No era una frase hecha. Cuando sus amigos decía que Cristian les animaba a ellos y no al revés, tenían razón. El ourensano batalla contra la leucemia. Y lo hace con tratamiento y una sonrisa. Permanente. La que ofreció en el programa La Prórroga de Telemiño. Fue su primera visita y su segunda aparición, después de participar a través de una conexión de vídeo anteriormente. Aprovechó para agradecer todas las muestras de apoyo que ha recibido (y recibe) y para explicar en que fase está su proceso de recuperación.

"Estoy muy agradecido por el apoyo de todo el mundo. Sube el ánimo. Mucho. Cada día al levantarme tenía un mensaje de ánimo diferente, que llegaba de todos los ámbitos. Te das cuenta que algo así, aunque fuese una tontería, hace mucho", apunta el joven ourensano. Uno de los mensajes más recientes ocupa un lugar especial: "Una camiseta de Valentino Rossi, firmada. Pero todos los detalles me llegaron 1op7308_resultdentro. No unos más y otros menos".

La cara de Cristian es otra. Va a cumplir un mes fuera del hospital. Durante este tiempo engordó 11 kilos. Un respiro que agradece. "Necesitaba salir del hospital, respirar aire puro otra vez. El primer ingreso fue duro. Estuve cerca de dos meses casi sin comer. Mucho tiempo. Lo pasé mal, pero hay que quedarse con lo bueno y tirar para delante", afirma Cristian con convicción.

Fase clave en el tratamiento

¿Y ahora qué? El tratamiento continúa. El lunes Cristian Ferreira ingresará otra vez en el hospital. En Vigo. Le esperan cuatro sesiones de quimioterapia: "Son menos, pero más potentes". Coincidiendo con la última sesión, ingresará su hermano mayor, el donante de médula. Tienen una compatibilidad del cien por cien. Después de terminar con la quimioterapia y "quemar todas mis células", le trasplantarán las células de su hermano. Y tocará esperar como va la evolución.

"Es un proceso complicado porque al tener las defensas tan bajas siempre pueden aparecer infecciones. Tener un donante totalmente compatible ayuda. Queda lo más delicado, pero también la recta final de este proceso. Está chupado", sentencia el ourensano con una sonrisa que derrocha optimismo.

Porque los planes los tiene en su cabeza. Dentro y fuera del campo. Retomar el fútbol es una de sus prioridades. "Si me quiere el Allariz otra vez, que con este ya son dos parones largos en las últimas dos temporadas", bromea el ourensano, al que el pasado curso le extirparon un testículo tras un golpe jugando ante el Velle.

Y por su puesto dedicar tiempo a sus otras dos pasiones, su novia y su moto. "Hasta ahora solo la arranqué y la apagué. Estoy deseando subirme en ella", insiste.

Ya queda menos. En unos días afronta una etapa fundamental en su tratamiento. Otra fase, otro hospital, pero la misma sonrisa.

1op7313_resultDonar médula

El caso de Cristian Ferreira no es el único. El joven ourensano lo sabe y por eso quiso aprovechar para mandar un mensaje claro: hay que donar médula. "Animo a la gente a que se informe y done médula. Muchos piensan que es una intervención muy complicada y tienen miedo, pero para nada es así. Es algo muy sencillo, casi como un análisis, y que te puede permitir salvar la vida de alguien que esté cerca o en la otra punta del mundo", destaca el futbolista. Su caso, con presencia en los medios, ha conseguido hacer visible esta problemática y que exista un repunte en las donaciones, tal y como manifestó Ángeles Pazos, directora del gabinete de prensa de la Agencia de Donación de Órganos y Sangre  de Galicia. No todos tienen la fortuna de encontrar tan rápido un donante.