FÚTBOL | DH JUVENIL

Con la moral por las nubes

El Pabellón juvenil afronta la visita al líder Real Oviedo con el factor anímico recuperado después de estrenar su casillero en la cita ante el Tropezón

Un juvenil del Pabellón se cuela entre dos rivales.
Un juvenil del Pabellón se cuela entre dos rivales.
Con la moral por las nubes

El Pabellón visita mañana el campo de El Requexón para medirse desde las 17,30 horas al Real Oviedo, el líder de la División de honor juvenil. Los carbayones llevan pleno de victorias -tres de tres-, mientras que los pabellonistas suman tres puntos después de estrenar el casillero el pasado domingo en el campo Miguel Ángel ante el Tropezón (3-2).

Los ourensanos afrontarán la cita con la moral por las nubes después de vencer con solvencia a un rival directo: "Es una victoria importante, no solo por los puntos si no también por el aspecto anímico. Fue una victoria reforzante, porque se traba del primer partido de nuestra liga y lo ganamos de manera solvente. ¿Algún pero? Necesitamos minimizar los errores un poco más ya que fue innecesario vernos con la incertidumbre del marcador ante el Tropezón en un partido en el que no deberíamos pasar tantos apuros", asegura el técnico Guillermo García.

Van tres jornadas de liga y el Pabellón ha mostrado un buen nivel ante todos los rivales: "Se ve que el equipo puede competir ante cualquiera. Ahora jugamos ante el Oviedo y el Sporting y si logramos puntuar nos permitiría afrontar los siguientes partidos con la opción de meter distancia a la zona de descenso".

La competición liguera no ha hecho más que comenzar pero las sensaciones que muestra el Real Oviedo son inmejorables. Tres victorias en tres encuentros, dos de ellas a domicilio (Val Miñor 1-3 y Celta 1-2) y una goleada como local (5-0 al Marina Sport). "Mantiene la misma filosofía de años anteriores con un equipo reforzado. Fichó a tres jugadores que están marcando diferencias en este arranque de liga y el bloque que subió desde Liga Nacional es una de las mejores generaciones. Además, se mantienen dos jugadores del pasado curso y con todo ello le convierten en un rival muy peligroso. Ganar al Celta a domicilio, un rival que estará luchandopor el título, no está al alcance de cualquiera", añade Guillermo García.

Y finaliza: "Le vimos el día del Celta y dos partidos de pretemporada y tiene un gran nivel".