FÚTBOL LOCAL

Pablo no pierde la sonrisa a pesar de su temprana retirada

El joven jugador del Seixalbo, de 13 años y que ha tenido que dejar el deporte por un problema en el corazón, se ha convertido en un ejemplo para todos, ahora le toca disfrutar del fútbol de otra manera

Pablo no pierde la sonrisa a pesar de su temprana retirada

El jugador del CD Seixalbo juvenil, Pablo González Lois, de trece años de edad, se ve obligado a dejar la práctica del fútbol por culpa de un problema en el ventrículo izquierdo de su corazón.

Los problemas de Pablo en el mencionado órgano vienen desde su nacimiento. Cuando sólo tenía doce días tuvo que ser operado a vida o muerte por una afección en la aorta.

Desgraciadamente, el joven también ha sufrido problemas de salud en la garganta y los pulmones.

Pero con mucho coraje y sufrimiento ha conseguido superar todas las adversidades que la vida le ha deparado.

Pablo, que ya era capitán honorífico del equipo desde 2015, decidió esta temporada federarse en el CD Seixalbo, el mes pasado debutó con su equipo, y lo hizo por la puerta grande, anotando el gol de la victoria de su club en el último minuto.

Con buen criterio, sus padres decidieron que había que realizarle diferentes pruebas para descartar cualquier problema cardíaco. Los resultados de los mismos demostraron que no puede realizar ejercicio físico. "Queríamos estar seguros de que estaba capacitado para practicar deporte, gracias a estos resultados hemos evitado un nuevo caso de muerte súbita", comentaba Marcos González, padre de Pablo.

En todos estos años, el joven no había notado nunca ningún síntoma. Ahora toca vivir el fútbol de otra manera, existen muchas formas de poder seguir disfrutando de este maravilloso deporte.

El Seixalbo retira el número diez

La junta directiva del Seixalbo decidió retirar de forma simbólica y definitiva la camiseta número diez de la equipación juvenil. Con esta decisión el club pretende mostrar todo el apoyo y solidaridad con Pablo.