Del Ponte al Ourense CF

El club comenzó la pretemporada en Oira con nuevo nombre y la ambición de ser uno de los 'grandes' en la Primera Autonómica

Jugadores y cuerpo técnico del Ponte, en su presentación en el campo Municipal de Oira (MIGUEL ÁNGEL)
Jugadores y cuerpo técnico del Ponte, en su presentación en el campo Municipal de Oira (MIGUEL ÁNGEL)
Del Ponte al Ourense CF

La Segunda División B fue el objetivo del Ponte Ourense durante varias temporadas pero aquello suena demasiado lejano. Ya no queda ni el nombre del club y oficialmente también por dentro ha cambiado.

Ya como Ourense CF SAD, el hasta ahora Ponte, trata de pensar en positivo y de ser ambicioso para escalar plazas y ocupar parte del vacío que deja en la ciudad la desaparición de un club irremplazable sea cual sea el proyecto que aspire a conseguirlo.

Rubén Domínguez asume el reto desde el banquillo y Camilo Díaz encabeza en los despachos un proyecto que su padre, Plácido, llevó hasta el umbral de la Segunda División B.

El Ourense CF quiere ascender a la Preferente Autonómica y esta vez por méritos propios. Empezar a encontrar referencias en el primer equipo para un cantera que nunca ha dejado de funcionar por número y que poco a poco encuentra también resultados.

Ahí está la fortaleza de este club, en su estructura. En la base y en un deporte como el fútbol sala que aporta todavía más solvencia al proyecto.

Desde ayer el 'Ponte' empieza correr para preparar una temporada complicada pero ilusionante. Pensando en ser una de las alegrías de un fútbol ourensano taciturno desde hace semanas.

Sueños de grandeza a medio plazo para un club que quiere volver a recuperar el peso que tuvo en el fútbol ourensano. Un club con enemigos esperándolo pero que quiere hacer borrón y cuenta nueva. El primer año del Ourense CF si por algo está marcado por el optimismo, por la ambición. Por poner buena cara.