PREFERENTE SUR

Se quedaron cortos

El Barbadás sumó un punto en su visita a Sanxenxo tras un duelo en el que ambos equipos terminaron con 10 jugadores

Diego García pelea el balón ante el Atios.
Diego García pelea el balón ante el Atios.
Se quedaron cortos

De 20 partidos disputados, el Barbadás solo perdió uno. Un dato para presumir. Lo malo, que otros 10 han sido empates, lo que frena el despegue definitivo de los azulones. El más reciente llegó en Sanxenxo, tras un duelo de alternativas, que finalizó con reparto de puntos y expulsados, uno por cabeza.

Los locales, que buscan escapar de abajo, salieron fuertes. Imprimieron un ritmo alto de juego y consiguieron adelantarse en el minuto 25 con un tanto muy protestado por los centrales azulones, que pedían fuera de juego.

La reacción llegó después del descanso, gracias a un penalti que transformó Diego García nada más volver de los vestuarios.

Poco después llegó una jugada clave. El colegiado señala mano del central del Barbadás Igor. Segunda amarilla, expulsión y falta. Y en el lanzamiento, gol. El Sanxenxo se ponía en ventaja otra vez.

Pero la réplica de los de Juanjo Vilachá no se hizo esperar y Rubén Lamelas remachaba a la red el balón para poner el 2-2 en el marcador cuando corría el minuto 67. Y mejor se pusieron las cosas cuando las fuerzas se nivelaron con la expulsión del local Firi en el 70.

A partir de ahí, el Barbadás quiso pero no pudo. Un tanto anulado a Víctor Gallego no ayudó. El Sanxenxo se conformaba. Guardó apra el final un par de cambios y quiso que el ritmo y las pulsaciones bajasen. Les salió bien la jugada. Empate final y un punto para cada uno.

El rey del empate golpea de nuevo. Al Barbadás le está faltando ese salto para mirar cara a cara a los dos primeros. Pero sigue ahí, bien posicionado. Habrá que ver que trae el 2019.