TERCERA DIVISIÓN

La UDO también gana sufriendo

PRAT
UD Ourense
1
0
COB
Porriño
El delantero rojillo Rubén Arce supera al meta del Porriño Fernando en lo que sería el único gol del partido.
El delantero rojillo Rubén Arce supera al meta del Porriño Fernando en lo que sería el único gol del partido.
La UDO también gana sufriendo

Fernando Currás lleva camino de ser futurólogo. La pasada jornada avisó  antes del partido con el líder Bergantiños que lo que más le preocupaba era que todos los rivales hacían buenos partidos contra el líder, pero que nadie lograba ganarles. Ellos sí lo consiguieron.
En esta el discurso fue distinto, pero también lo clavó. Tenía miedo que tras pasar el Tourmalet ante los grandes de la categoría su equipo sufriera una pájara, haciendo un símil con el ciclismo. Acertó de pleno, solo que la pájara no fue monumental y le permitió ganar el partido, volver a puestos de promoción de ascenso y seguir una semana más invicto. Casi nada.

Llegaba el colista Porriño al campo de O Couto y muchos se las prometían muy felices. Y más después de ver el arranque de partido. A los dos minutos internada de Rubén Arce que termina en un centro que empala Rubén Durán y cuando iba camino de la red lo despeja un defensa con apuros. Y en la siguiente jugada, el gol local. Marquitos, que en la tarde de ayer debutaba con los ourensanistas sacó un buen centro que Rubén Arce remató de cabeza en el segundo palo superando al meta Fernando.

Todo iba sobre ruedas, pero se torció. Siempre nos quedará la duda si fue el gol tempranero que dio confianza a los rojillos o si el Porriño apretó más de lo previsto. El caso es que a los chicos de Fernando Currás se le fundieron los plomos y se quedaron sin ideas.

Los pontevedreses se fueron haciendo con el control del partido. La UD Ourense perdió el sitio y empezaron a llegar las imprecisiones. Y a los 24 minutos la mejor jugada visitante propició que apareciera, una vez más la figura del meta Pato. Buena contra de los visitantes que finalizó con el delantero Caramés solo ante el guardemeta uruguayo, que en una felina intervención despejó la pelota con la pierna ante la desesperación del atacante foráneo que no se lo creía.

Hasta el descanso el control del juego era visitante, pero bien es verdad que sin crear ocasiones ya que al borde del área ourensanista  se acababan sus ideas.

La segunda parte tuvo la misma historia. Y casi las mismas ocasiones. En los rojillos un remate de cabeza de Hugo García que se marchó fuera y en el Porriño otro del defensa Bruno al subir a rematar un córner que se fue por encima del larguero. Todo lo demás, dominio visitante, pero sin peligro.

Y llegó el final. Con dos faltas directas en el descuento, una para cada equipo. Luis González mandó al palo la rojilla y Claudio Giraldez rozando la cruceta la suya en el 95. 

Al final, victoria aunque sufriendo, otra vez portería a cero, una semana más sin perder y el equipo en promoción. Eso es lo que cuenta.