FÚTBOL

¿450 euros por ver un Girona-Barcelona en Miami con vuelos y dos noches de hotel incluidas?

La Liga de Fútbol Profesional expuso a los aficionados de Girona diferentes ofertas para viajar, presuntamente, al partido que se disputará en la ciudad más hispana de EE.UU.

¿450 euros por ver un Girona-Barcelona en Miami con vuelos y dos noches de hotel incluidas?

Lo que hasta la fecha era un secreto a voces se confirmó este jueves, cuando las peñas del Girona recibieron, por primera vez, un documento oficial de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) en el que se confirma la intención del organismo que preside Javier Tebas de disputar el encuentro contra el Barcelona en el Hard Rock Stadium de Miami.

En el texto, que fija el partido para el sábado 26 de enero a las 20:45 (hora peninsular), se ratifica que la LFP trabaja en la planificación del partido desde hace varias semanas y también se oficializan las cuatro propuestas que se contemplan para compensar a los abonados gerundenses, los grandes damnificados de una iniciativa que ha provocado una gran polémica.

La primera de las cuatro fórmulas pasa por ofrecer 1.500 plazas gratuitas para presenciar el encuentro en directo. En este caso, los aficionados rojiblancos tan solo tendrían que abonar una fianza de 250 euros que les sería retornada después del partido, pero tendrían que hacer el viaje de ida y vuelta el mismo día del encuentro.


También se contempla la posibilidad de que los abonados puedan alargar dos días su estancia en Miami. Sin embargo, esta propuesta, que incluiría las dos noches de hotel y todos los desplazamientos, tendría un coste de 450 euros


Además, también se presentan dos opciones para todos aquellos seguidores que no quieran desplazarse a Estados Unidos. La primera sería cambiar su entrada por una para el encuentro entre el Barcelona y el Girona que se disputará el próximo 23 de septiembre en el Camp Nou, correspondiente a la primera vuelta de la competición.

La segunda opción sería acogerse a una devolución del 40% del coste del abono de la presente temporada, como una forma para compensar el hecho de perderse uno de los partidos que la hinchada de Montilivi aguarda con más ilusión.

Con todo, a pesar de que las suculentas propuestas que ha presentado la LFP para contentar a los aficionados rojiblancos hacen intuir que tanto el Girona como el Barcelona percibirían una retribución económica muy importante, existe la posibilidad de que el encuentro no pueda acabar disputándose en Estados Unidos.

Y es que, según algunas informaciones periodísticas, la Real Federación Española de Futbol, presidida por Luis Rubiales, podría no dar su autorización, imprescindible para que la propuesta de Javier Tebas de trasladar la competición fuera de las fronteras españolas por primera vez continúe adelante.