ESCÁNDALO FIFA

La FIFA avergüenza al fútbol mundial

De los siete detenidos la pasada madrugada cinco son directivos de origen latinoamericano con importantes cargos en la FIFA.

Blatter y el príncipe jordano, Ali bin Al-Hussein.
Blatter y el príncipe jordano, Ali bin Al-Hussein.
La FIFA avergüenza al fútbol mundial

El día de la vergüenza y de más tristeza para el fútbol, según calificaron desde diversos rincones del mundo renombrados directivos, llegó hoy con la detención en Zúrich de siete altos cargos de la FIFA congregados en un hotel para participar en el congreso de la entidad.

América latina, que con los torneos de Conmebol y Concacaf han proyectado al mundo un fútbol influyente con astros como Lionel Messi y Sergio Agüero, Neymar, James Rodríguez y Falcao, Luis Suárez y Edinson Cavani, Alexis Sánchez y Arturo Vidal, Javier 'Chicharito' Hernández o Keylor Navas ha llevado la peor parte al hacer un recuento de los destrozos iniciales dejados por este escándalo.

De los siete detenidos la pasada madrugada cinco son directivos de origen latinoamericano con importantes cargos en la FIFA.

Se trata del trinitense Jeffrey Webb, el costarricense Eduardo Li, el uruguayo Eugenio Figueredo, el venezolano Rafael Esquivel y el brasileño José María Marín.

También fue imputado Nicolás Leoz, expresidente de la Conmebol, a petición de la fiscalía de Nueva York que investiga a los detenidos por haber aceptado sobornos y comisiones por más de 100 millones de dólares, desde los años noventa hasta hoy.

La operación del Departamento de Justicia de Estados Unidos, que ha dejado en evidencia el más flagrante fuera de lugar de la FIFA y ha significado una tarjeta roja a visibles directivos, implica a 14 dirigentes, aunque no todos ellos se encuentran en Zúrich, como es el caso del paraguayo Leoz, quien tras conocer la noticia fue ingresado en un hospital de Asunción.

"Hoy es un día triste para el fútbol. Claramente, esta es una historia en desarrollo, cuyos detalles se están aún revelando", manifestó en un lacónico comunicado el jordano Ali Bin Al Hussein, candidato a la presidencia de la FIFA en las elecciones de este viernes, para quien por estas circunstancias "no sería apropiado" hacer ahora más comentarios.

El príncipe jordano se enfrenta al suizo Joseph Blatter en las elecciones a presidente que se celebrarán en el 65 Congreso FIFA, que se inaugura mañana. Blatter busca un quinto mandato consecutivo.

Si Al Hussein resultó comedido en su reacción, no lo fue el principal mentor de su candidatura opositora, Diego Maradona, quien en declaraciones a radio La Red dijo estar "disfrutando" con las noticias del arresto de varios directivos y aseguró que la FIFA actual "odia al fútbol y la transparencia".

"Tengo 54 años y vengo peleando a muerte desde hace mucho tiempo y te lo puede decir toda la gente de mi época. A mí me decían que estaba loco cuando hablaba de los dirigentes corruptos, cuando pedía que investigaran las cuentas de Julio Grondona, me decían que quería sacarlo del cargo pero lo que yo no quería era que siguieran robando", dijo.

Seguro de que este nuevo escándalo puede afirmar la candidatura de Al Hussein, enfatizó: "Cuando nosotros lleguemos a FIFA, no se van a ir todos. Los buenos van a quedar. Pero a los malos me voy a encargar personalmente de pegarles una patada en el culo".

La ratificación del apoyo al adversario de Blatter para alcanzar su quinto periodo consecutivo en la presidencia de la FIFA la dio hoy el presidente de la federación inglesa de fútbol (FA), Greg Dyke, que afirmó que los presuntos casos de corrupción en la FIFA son "muy graves", aunque dejó en el aire la posibilidad de valorar "si es apropiado seguir adelante con las elecciones".

La Conmebol, por su parte, repudió hoy "todo acto de corrupción y apoya irrestrictamente las investigaciones" por supuestos actos de corrupción que se han abierto a directivos de la FIFA, la Conmebol y la Concacaf.

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) dijo que apoya "integralmente" las investigaciones del caso de corrupción en la FIFA por el que fue arrestado hoy su expresidente y actual vicepresidente José María Marín.

Añadió que aguardará el fin de las investigaciones "sin cualquier juicio que previamente condene o absuelva" a los sospechosos.

El presidente de la CBF, Marco Polo del Nero, afirmó hoy que los contratos investigados por la Justicia estadounidense por supuestas irregularidades fueron firmados por el expresidente de la entidad, Ricardo Teixeira, quien fue sucedido en el cargo por Marín en 2012.

"Los contratos fueron firmados antes de la administración de Marín, ninguno después", dijo Del Nero a la prensa brasileña desde Zúrich. Marín dejó la presidencia de la CBF el pasado abril.

Como la de Maradona, encendida fue la reacción del mejor futbolista del mundo en 1994 según la FIFA y actual senador brasileño, Romario de Souza Faria, quien calificó hoy de "ratas" a los dirigentes arrestados en Zúrich por la policía suiza.

"Espero que repercuta positivamente y estas acciones entren en Suramérica para limpiar de corruptos el fútbol", dijo Romario.

El expresidente del fútbol chileno y exfuncionario de la FIFA Harold Mayne-Nicholls dijo que la detención de siete altos dirigentes del organismo por acusaciones de corrupción "se veía venir".

"Esta gente tiene que alejarse del fútbol. Ha faltado liderazgo desde el interior de la FIFA para sacar a esta gente que le hace mal", dijo Mayne-Nichols, que el año pasado estuvo tentado a presentar su candidatura a la presidencia de la FIFA.

Dijo que mientras trabajó en la FIFA "siempre se escuchaban cosas", rumores sobre actos de corrupción.

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, manifestó hoy que espera que el prestigio de su país y de sus selecciones de fútbol no se vea afectado con el arresto en Suiza del más alto cargo de la Federación de Fútbol su país, Eduardo Li.

El exvicepresidente de la FIFA trinitense Jack Warner dijo hoy que es "inocente de todos los cargos" de corrupción que se le imputan y reiteró que tras abandonar la entidad, hace cuatro años, se ha dedicado a la política.

"Las acciones de la FIFA no me conciernen ya", aseguró el directivo de 72 años poco antes de que la Confederación Norte, Centroamérica y del Caribe de Fútbol (Concacaf) expresara en un breve comunicado estar "consternada por los arrestos" y ofreciera su colaboración con las autoridades "en toda su capacidad".

Humberto Grondona, hijo de Julio Grondona, quien hasta su muerte el 30 de julio pasado fue un peso pesado en la dirección del fútbol argentino y mundial, aseguró que el escándalo no le ha sorprendido pues estaban alertados de "ciertas irregularidades con las elecciones" de las sedes de los próximos mundiales

"No me sorprende. Por lo que hablé en su momento con mi padre, sabíamos de ciertas irregularidades que habían sucedido con las elecciones de las ciudades para Mundial. Pero acá se está juzgando a las personas, no a una entidad", dijo desde Nueva Zelanda, donde en su calidad de técnico está concentrado con la selección argentina para disputar el Mundial Sub'20.

El exsecretario general ejecutivo de la Asociación del Fútbol Uruguayo (AUF) Hernán Navascués dijo hoy a Efe que "las detenciones forman parte de una serie de investigaciones que no se limitan al fútbol, sino que apuntan a asuntos mayores".

"Creo que Suiza le dio un 10 por ciento de información a Estados Unidos y esto no sólo apunta a la FIFA, sino más arriba", agregó.

Como "otro día triste más" definió a este miércoles el norirlandés Jim Boyce, vicepresidente de la FIFA. "Espero que las investigaciones terminen con esos individuos, de ser declarados culpables por corrupción y falsedad, ante la justicia, y que sean castigados con la dureza que les corresponda por ley", puntualizó.

La UEFA dijo estar "asombrada y entristecida por los acontecimientos ocurridos a primera hora de hoy en Zúrich", pidió suspender el congreso que comienza mañana y aplazar seis meses las elecciones presidenciales previstas para el próximo viernes.

El presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB) y desde este marzo miembro del comité ejecutivo de la FIFA, Wolfgang Niersbach, consideró que el escándalo "daña al conjunto del fútbol".

"Sería terrible, si las acusaciones que rodean a los miembros de la FIFA resultaran ciertas", dijo Niersbach, quien calificó asimismo de "dañino para todo el mundo del fútbol" que ello ocurra a dos días congreso de la FIFA donde debe elegirse a la nueva presidencia.

El entrenador del Arsenal, el francés Arsène Wenger, criticó hoy a la FIFA y aseguró que es "vergonzoso" lo que está sucediendo en Zúrich. "Los que han se han equivocado han de ser castigados para poder comenzar nuevamente de cero" declaró.

La Federación de Fútbol estadounidense se declaró comprometida con la protección de la integridad y la ética en este deporte al tiempo que el expresidente de la Federación Puertorriqueña Joe Serralta describió como "un desastre, un caos", lo ocurrido hoy.