Elecciones 24-M

Catorce concellos necesitan pactos para formar gobierno

Alcaldía históricas para el PP, como Sandiás o Ramirás, tienen muy complicada su continuidad 

Catorce concellos necesitan pactos para formar gobierno

Catorce concellos de la provincia, incluida la ciudad, necesitarán pactos para formar gobierno a raíz de los resultados electorales registrados el domingo. Aparte de las dos grandes villas en las que el PP sufrió un serio revés, Verín y Carballiño, cuyos gobiernos quedan a expensas de las negociaciones que se abran ahora entre las fuerzas que lograron entrar en las respectivas corporaciones municipales, una situación similar se repite en otros once ayuntamientos.

Este es el caso de A Rúa, donde el PP gobernó durante los últimos años con el apoyo de los dos concejales de los independientes de RUA, que lideraba José Vicente Solarat. En los comicios del domingo estos dos concejales fueron a sumarse al BNG, que alcanza los tres ediles, que con los tres del PSOE, dan mayoría a la oposición.

En Ribadavia es el PSOE, que perdió un concejal, aunque fue el partido más votado, con tan sólo 24 votos de diferencia sobre el PP, el que tendrá que buscar pactos para mantener el gobierno.

Otras dos alcaldías emblemáticas del PP quedan ahora a expensas de futuros pactos. Es el caso de Sandiás y Ramirás, donde dos alcaldesas, Concepción Méndez y Otilia Seijas, llevaban en el cargo 36 años y desde el domingo su continuidad está en entredicho, al no disponer de la mayoría absoluta.

Otras alcaldías que quedan a expensas de negociaciones son Barbadás, Piñor, Viana do Bolo, Punxín, Baños de Molgas, A Mezquita y Castro Caldelas.

En este último Concello, Castro Caldelas, la socialista Sara Vega no fue capaz que mantener la mayoría absoluta que había logrado su antecesor en el cargo, Eladio Osorio, que le cedió el testigo meses atrás para que afrontara los comicios municipales con el bastón demando en las manos.

Resultado distinto a Castro Caldelas fue el de Parada de Sil, donde el PSOE aspiraba a conservar la mayoría absoluta que ostentaba Francisco Magide, cosa que sí consiguió Yolanda Jácome, con seis de los siete concejales elegidos en los comicios celebrados el domingo. Sólo cedió uno al PP.